Seguidores

Suscripciòn

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

jueves, 2 de diciembre de 2010

LLOVIENDO FANTASÌAS (Audio)

Redes al aire
(Primera parte)

http://www.youtube.com/watch?v=jwTkIrsd6fk

(Segunda parte)

http://www.youtube.com/watch?v=jtrU4OyjuKM

                                                                   


Diario de un Búho
Encontrado por un colibrí en el centro de un tulipán.







PROLOGO


Diario de un Búho; con fantasías sueños y conversaciones, encontrado por un colibrí en el centro de un tulipán.


La fantasía y la realidad no son opuestos, la distancia que las separa es tu decisión, la motivación, empeño y energías que dediques en atraer tus percepciones al mundo real, son las herramientas para construir y sembrar sueños porque son semillas que germinan en conciencias emocionalmente saludables y aunque la edad no existe la mejor etapa para desarrollar conciencias con hábitos y actitudes sanas es la infancia, siempre es tiempo para construir una sociedad sin vicios, si no pudimos heredarles a la infancia un  entorno perfecto, para ello desarrollemos la estrategia adecuada en el sistema educativo para regalarles un mejor mañana, en una sociedad sin fronteras, discriminación, violencia, sin diferencias de género porque todos somos seres humanos, con diversidad de capacidades y aptitudes para desarrollar, con una actitud proactiva a las limitaciones y retos que seguramente determinarán la altitud que nosotros no logramos por la pereza y la comodidad que encontramos en delegar obligaciones, en una sociedad destruida diariamente por la crítica y la avaricia de poder, conciencias sembradas en los vicios sociales que germinaron, floreciendo imposición.


Las personas y los personajes reales o ficticios es la posibilidad de la magia, del enigma, el paraíso de expresar lo que ya no tiene espacio para el silencio, renovar, vaciar, desocupar organizar no importa el termino cuando la necesidad y la ilusión permiten la espera de una nueva realidad.




Primera parte

Selección de amistades


BUHO: Detengo el vuelo para platicarte una anécdota,  pasaje que la vida y la naturaleza me dieron oportunidad de contemplar, observando para finalmente participar en ese  suceso que ahora compartiré contigo, con el deseo sincero te alimente el alma e instruya en tu manera de proceder.


Refugiarse no es bueno, auto engañarse aceptando por soledad la necesidad de compañía, conceptos con los que de ningún modo comulgo, contra todo lo que resulta obvio, puedes oponerte de modo rotundo a abandonar las ilusiones y sueños, creyendo siempre que, con un poco de tiempo, paciencia, puedes realizarlos, encontrando la verdadera amistad. ¡Que sí existe!


Cierto amanecer volaba observando la lejanía sin perder los detalles cercanos para encontrar un árbol cuyas ramas me invitaran a posarme y descansar durante el día, cerrando mis enormes ojos para soñar unas horas en mis vidas felices pasadas, dejándome sabiduría gusto y placer.


En las indecisiones se va tiempo, salió el sol, tomando el primer árbol alto y frondoso descendí, brillaba el sol con esplendor y me produjo meditación en las vivencias durante la noche, robando mis horas de sueño, mis ojos perdidos en el infinito dando libertad a la imaginación durante algunos instantes.


El canturreo de un grillo distrajo el ensimismamiento en el que me encontraba para fijarme en el grillo, al compas de su melodioso cantar movía sus antenas de un lado al otro, confieso que por momentos me sentí intruso pero aún así no pude ignorar el concierto, me justifiqué aduciendo que no se daría cuenta el grillo que también estaba absorto en sus meditaciones además de la distancia, disfruté de una linda mañana otoñal con la inspiración alegre de un grillo en concierto, reglándonos unas horas magistrales, el público pudo ser diverso y variado pensando en alguien más que pudiera haberse sentido acompañado en su refugio, un poco intruso, un poco acompañado en la distancia, pero afirmo que el grillo dio un concierto para todas las aves que se encontraban en los rededores y animales vecinos terrestres.

En algún momento el grillo con sus notas musicales hizo notar que se aproximaba el final sin advertirlo, cuando dejó de cantar me dije, el concierto lleva un compas silente para posteriormente darnos un cambio de nota pero me duele decir que me ganó la imaginación, se trataba del final.


Volviendo a la realidad abrí mis ojos y vi al grillo que contemplaba una hormiga que se aproximaba al lugar donde el grillo, la hormiga negó el saludo del cantor e ignoró la intención de entablar un dialogo, siguiendo de largo para introducirse en su morada. Yo interesado en la probable continuación del concierto seguí la escena y vi que la hormiga se perdió sin perturbarnos.

El grillo no dejó de sorprenderme, entabló conversación con la hormiga siguiente que si contestó su saludo:


__Hola


__Hola dice la hormiga


__ ¿Qué haces? pregunta el grillo


__Guardo provisión para el invierno que se avecina


__Tu ¿a qué te dedicas?


__Sueño y canto cuando me siento inspirado


__Bien dice la hormiga te dejo para continuar, yo no me alimento de sueños y dudo mucho que el canto me salve de morir si no acumulo suficiente provisión ahhhh y no te preocupes por la gruñona del hormiguero que no respondió tu saludo, ¿sabes? La vemos con cariño y tolerancia aunque a veces necesitamos ignorarla…. Pero es nuestra hermana, adiós alguna vez si gustas podrías visitarnos en nuestro refugio, nos dará gusto verte.


JACARANDA la hormiga  (social)  se aleja


AGATHA (La líder)  __Que tal grillo ¿cantando? Y sin detenerse continúa __ siiiiii grita el grillo __ ¡Que bieeeeeen! le contesta la hormiga desde la puerta del hormiguero.


Solo, nuevamente el grillo dio unos pasos para emprender la retirada supuse, pero en realidad retrocedió para dirigir sus pasos al hormiguero, intentando asomarse, creo que no se atrevió y retrocedió dos saltos y continuó observando, después de unos minutos venciendo la timidez se introdujo al hormiguero, lo cual me pareció atrevido, pero reconozco, me dejó impresionado por su valor, me quedé inquieto y  curioso ¿Qué hará el grillo bohemio de la vida, artista, soñador con esa familia?


La motivación de vida en la hormiga es trabajar arduamente para los días de invierno de cada año, labor loable y bien intencionada pero contraponiéndose de modo rotundo al desarrollo y visión en el modo de vivir del grillo.


Mis intentos por mantenerme al margen fueron nulos, me ganó la curiosidad, sabiendo que mi intromisión era calificada como reprobable.


Apenado y tímido descendí por las ramas que me servían de peldaños, cuando estaba cerca de aquel hormiguero me invadieron las ganas de participar de aquella amistad que a todas luces se dejaba observar, para bien ò mal, nacía una amistad en la cual participaban una familia de hormigas y un grillo.


Extrañado reconocí que no soy capaz de sofocar la curiosidad, tuve éxito en permanecer al margen de aquella relación y solamente ser el curioso búho que observaba sigilosamente desde una rama de un árbol frondoso, amante de las vivencias ajenas.


Conversaciones varias escuché, para mi asombro vi salir a la gran familia de hormigas acompañadas por el grillo, se dirigían a pocos metros de ahí para depositar algo de provisión en sus antenas y emprender el regreso, el grillo imitó a las hormigas, busco alimento lo depositó en sus antenas, pudiendo transportar mas alimento, en la trayectoria recién emprendida al compas del concierto del grillo, el desfile de hormigas se hizo notar y la alegría de las hormigas se transformó en armonía y rapidez.


El proceso se repitió algunas veces durante el transcurso de la mañana, siguiendo la actividad en silencio todas las veces.


Se llego el medio día, note la ausencia del grillo que supongo debió tomarse un descanso, esperé que en su descanso asomara a la superficie pero mi espera resultó inútil, la ausencia de la hormiga parlanchina y la líder era evidente, en el normal recorrido, encabezaba el desfile Perfecta, que no se detenía en ningún lugar y las demás obedecían los imperativos de ella, supongo la líder delegó algún tipo de responsabilidad para ella, quizá encargarse de organizar la provisión que adentro del hormiguero se depositaba, quizás el grillo ayudaba, era natural,
Que con la ayuda del grillo aumentara la alacena por su mayor capacidad de almacenamiento para trasladar en sus antenas, facilitando la organización habitual.

Observé con igual interés el recorrido de las hormigas pero yo seguía extrañando al grillo, así transcurrieron las horas del medio día, al caer la tarde, note cuando salió a la superficie el grillo, alejándose en unos cuantos saltos del hormiguero, para confundirse en las hojas amarillentas otoñales.


Se refugió pero no de mi, que los seguía con mis ojos atentos a sus movimientos desde mi aposento en las alturas, las fronteras y distancias no existen cuando observas y sientes, los detalles no son indiferentes, olía a tristeza, confusión, provocándome interrogantes, ¿qué le sucederá?


No pude dilucidar ¿cómo podía  enterarme y averiguar?, seguí pensando, a menos que descendiera hasta el lugar donde el grillo creía que pasaba desapercibido, lo que demostraba una vulgar intromisión a su espacio, privacidad, estropeando: el apoyo solidario para iniciar una amistad, mi intromisión no provocaría  confianza, por el contrario generaría desconfianza y defensión ante un búho curioso y entrometido.


Contemplé hasta donde me fue posible postergando mi intromisión hasta otro momento, que a mi juicio o mejor dicho al juicio del grillo resultara mejor momento o mas justificable. Cuando uno llega debes tener respuesta lógica, verdadera y con coherencia para el porqué.
Algunos momentos después el grillo partió canturreando hasta donde se encontraban sus amigas. Noté al grillo contento, podía sentirse parte de la colonia, observé responsabilidad en la actividad de la provisión que se guardaba y lo llenaba de placer en participar de las faenas de la familia hormiga.


La aceptación de la colonia con su nuevo miembro era obvia, sin más que decir, solo agregaré que hasta la hormiga gruñona Grumpy platicaba con el grillo, al caer la noche había nacido y crecido una gran amistad. El grillo correspondía a dicho sentimiento y sensación,  reconozco que la alegría del grillo obedecía a los lazos que lo integraban al núcleo familiar.
En muchos días no volví a ver al grillo en las hojas amarillas secas otoñales que rodeaban su hábitat.


La noche llegó y me di cuenta que yo no había descansado, por contemplar la llegada de un nuevo miembro con las silentes hormigas. No me importó no dormir fui testigo de un inicio bonito de amistad, emprendí mi vuelo aunque un poco cansado decidí que sería lo mejor, tenias mis propias responsabilidades que cumplir, me despedí de aquel grillo que llenara mis pensamientos de un concierto musical precioso, acompañamiento para el corazón, mi agradecimiento me lo llevé en el pensamiento, algún día, podría entregárselo a su dueño.
En mis vuelos nocturnos siempre recordaba aquel grillo, desde luego hacía mucho tiempo de esa experiencia, pero me era imposible olvidar el momento musical, algún día volveré a aquel árbol, en parte para saber de aquella amistad que observé nacer y desarrollarse, quizás me regale sin él saberlo otro concierto que alimente mi corazón, mi alma solitaria con la dulzura de su canto.


Con el transcurrir de las noches y los días me repetía lo mismo, algún día volveré, al caer el sol decía hoy será, pero descansaba en un árbol diferente y posponiendo las intensiones.
En un amanecer después de largo tiempo, cuando decidía descansar me invadió la duda, una curiosidad inminente incapaz de detenerla, sin análisis exhaustivos mentales con espontaneidad, extendí mis alas al viento  emprendiendo el vuelo con punto de destino, sin inquietarme nada o casi nada, excepto, no encontrar al grillo, volé algunos minutos cuando a lo lejos identifiqué el árbol alto y frondoso donde alguna vez pasé el día despierto contemplando el vivir ajeno.


Me posé agudizando la mirada en busca del grillo, en aquellas hojas que rápidamente comprendí era imposible, olvidé contemplar que el invierno había llegado,  deduje,  el árbol alto y frondoso que creí ver, la imaginación lo boicoteó y en el vuelo había adelantado bastante, una equivocación de ruta no significa el fin.


¡Oh! ¡Sorpresa!


La alegría me invadió y descendí cautelosamente como aquella vez, paseando la mirada por sus rededores más cercanos, intentando en el encuentro con el grillo. Después de un rato, sus oídos se sobresaltaron al llegarle un sonido que transportaba musicalidad, pero sin dulzura, tampoco armonía podía sentir y escuchar la melancolía de las notas.


¿Que habrá pasado en todo este tiempo? Agudizando nuevamente la vista para detectar al grillo, no era posible, descubrió que el grillito musical se encontraba al pie del mismo árbol, descendió totalmente para observar que el grillito estaba cantando en el frio de ese amanecer en la hendidura que queda entre dos raíces de árbol que asoman a la superficie en la tierra.

El búho tímidamente se acercó, escuchando unos segundos su tono melancólico,

___ ¿qué haces?


___ canto. ¿No escuchas?


___Desde luego que escucho, por eso me acerqué, alguna vez, hace mucho tiempo en un amanecer te escuché cantar, pero ¿sabes? Tu cantar era alegre y no melancólico como hoy.


___ Ya escuchas, hay ocasiones que los grillos necesitamos variar nuestro repertorio musical.


___ La diversidad de opciones, es agradable, los motivos son lo que quizá no sean gratificantes por inspirarte melancolía o tristeza, lo anterior, suponiendo sin conceder, es solo mi percepción de un búho cansado al amanecer.


___ Después de ser búho, ¿a qué te dedicas?


___ Canto de vez en cuando, pero a diferencia de ti, mi canto no es melodioso, he llegado a pensar que mi canto es solo un ruido que lejos de alegrar, inspira miedo,  carezco de inspiración.


___ Pero cantas, eso  es mucho decir, reconoces la espiritualidad en la inspiración.
¿Sabes? Hace poco descubrí seres que no saben cantar, ni mal ni bien, intenté enseñarles pero no han aprendido, intenté descubrir una manera que fuera eficaz para enseñarles pero fracasé, no he sabido transmitir.


___ ¿Quiénes son esos seres?


___ No sé porque te cuento, tengo amistad con una familia que considero también mía, son seres cariñosos y amables, son hormigas, me integré a ellas rápidamente, aprendiendo sus actividades diarias y se me hace muy natural que ellas aprendan a cantar como grillo.


___ Pero son hormigas


___ ¡Y que tiene!  búho, yo soy grillo y aprendí a trabajar arduamente como lo hacen ellas, sin necesidad, para mí no escasea la comida con el invierno.


___ ¿Porque no estás con ellas?


___ Porque tengo ganas de cantar y siento que en ocasiones les molesto o me molesto yo quizás porque no saben cantar, llevo aquí algún tiempo cantando y meditando y no tengo ganas de regresar con ellas.


___ Discúlpame grillo, pero no aprenderán, no puedes ¿aceptarlas sin cantar?


___Me siento utilizado; en tiempo de guardar provisión las ayudé arduamente y observaron el rendimiento por transportar mas en menor tiempo, me sentí alegre colaborando sin interés alguno, disfrutando de la compañía y convivencia.


___ Es la única certeza de la vida, la amistad cuando la encuentras, pero la perdurabilidad depende de la aceptación de: género, condición, hábitos, es preciso partir de este punto, son hormigas, no cantan y además no cantarán, lo anterior no depende de ti.


___ ¡Pero pe!…


___ ¡Jamás cantarán! sin peros, grillo. Jamás.


___ ¿cómo sabes búho?


___Con todo respeto grillo, sin la menor pretensión de molestarte, agredirte u ofenderte, todo el mundo lo sabe, las hormigas no cantan, nunca han cantado. ¿Por qué tú no lo sabes?


___No lo sé búho, tal vez lo imaginé o soñé


___ Quizás, los sueños se cumplen con la intensidad del deseo, ¿qué harás grillo?

___Alejarme un tiempo, aceptar mi torpeza, cuando el invierno llegue nuevamente a lo mejor les ayudo de nuevo con mi canturrear, hay tiempo….


___ Aprendes rápido ¿he?, no hay duda eres un grillo que canta divino e inteligente. Dormiré un rato grillo, disfrutaré tu concierto que, si atiendes peticiones, espero sea alegre.


___Lo intentaré, pero antes de marcharte dime, si alguna vez necesito de tu sabio consejo ¿Dónde puedo encontrarte?  ¿Cómo te llamas?


En el tiempo  y mi nombre es Siddhartha


Gracias Siddhartha,  yo me llamo Lawrence Alegría, me aclaraste mis pensamientos, mi melancolía se esfumó,  prometo cantar melodiosamente, concierto de alegría, titularé mi canción ò quizás te parezca mejor, concierto de alegría para un búho.

SIDDARTHA: El nombre no es importante, siempre que las sensaciones y recuerdos perduren.






















Segunda parte


Aprender a decidir

Comunicasi ON.com
Audio 
http://bit.ly/lvJDDw



Falta  gruñona  dijo, AGATHA:   La líder, (dirigente, inquieta,  previsora  y hasta mal pensada en ocasiones agresiva para luchar y defender los intereses de la colonia).

¿Qué le pasa?    Ayer no se levantó, seguramente estará indispuesta comenta   TRANQUILINA: La hormiga (comprensiva, discreta, dulce y pacífica).

Tiene que cooperar como todas, hay que trabajar si quiere comer  cuando esté lloviendo dijo PERFECTA:  (justiciera, ordenada, perfeccionista y selectiva).

Vámonos dice AGATHA: Nos esperan las demás,  con seriedad y gesto adusto: le   pido por favor, no hagan esto más grande, hasta  no saber que está sucediendo, los rumores y falsos no deben  romper la armonía de nuestra familia.

Se encaminaron para encontrarse   con todas e irse en busca de provisión,  cada día las cosas se complicaban, el asentamiento de escarabajos  llegado recientemente estaba provocando algunos detalles que complicaban la existencia de la hormigas, había que madrugar un poco más, en ocasiones el recorrido era más extenso porque los escarabajos   arrasaron con  helechos y  espuelitas, ahora tenían que  dirigirse hasta  los carrizos.

En el hormiguero  GRUMPY: (la gruñona, rebelde e inconforme) se desperezó patitas hacia arriba, bostezó, se talló un poco los ojos para incorporarse, se acercó a la ventana y observó su rededor,  se vio en el espejo, regresó a la ventana, dio pensativa unos pasos, en lo que me arreglo, seguro llegará, no debo preocuparme, no es la hora de cualquier manera, y sonriente continuó….

Regresó a  la ventana, volteó a un lado a otro y apresurando el paso se dirigió a la puerta principal, salió y recorrió con la mirada insistentemente, se acercó al frente se devolvió, entro de nuevo al hormiguero, tomó un poco de agua, pensando que un contratiempo cualquiera lo retrasaba, no podía suceder otra cosa.

Los minutos pasaron, se estaba  desesperando, no puede ser, este tiempo lo necesitamos, cuando lleguen  mis hermanas  yo debo estar de regreso para que no sospechen y Fanfarrón   no llega.

Imaginando disculpas se pasaron las horas, cuando comprendió gruñona que Fanfarrón no llegó,   con enojo y tristeza  se fue despacio caminando sin  saber  en donde recogerse  para no tener que hablar con nadie, el murmullo de  la familia se acercaba.

JACARANDA: (la hormiga argüendera, bulliciosa,  exagerada,  a veces conflictiva por comunicativa e indiscreta)  entró como torbellino: Grumpy ¿te sientes mal? ò  ¿tienes pereza como ayer?, con expresión perpleja, que raro no está acostada,  observó  sin encontrar detalle que le hablara de gruñona.

Topándose con Agatha al darse vuelta:

¿Te contó lo que le pasa? le pregunta AGATHA

JACARANDA: No está,  quizás  ella se adelantò a la bodega para ayudarnos a organizar

AGATHA: Te veo al rato, iré a la bodega

JACARANDA: Comprendió que Agatha  quería cerciorarse si  estaba Grumpy, cuando aprenderé a quedarme callada.  Para que me preocupo, ¡si no es mi problema!

AGATHA: ¿Han visto a gruñona? Preguntó  con voz fuerte en la bodega sin responderle nadie,  con paso firme se salió e inspeccionó el patio con detenimiento, terminó exhausta y con la vista perdida en el horizonte pensaba….

Se acerca TRANQUILINA (la hormiga comprensiva, dulce, discreta, dispuesta siempre, conciliar, dialogar, negociar). Agatha  ¿pasa algo grave?    

AGATHA: No lo sé, respondió sin voltear,

TRANQUILINA: Con su voz suave; seguramente  hay explicación que  conoceremos cuando sea momento

AGATHA: Lo dudo, las explicaciones de gruñona siempre son problemas, como si no la conocieras.

TRANQUILINA: No debemos juzgar Agatha, debemos esperar y escuchar.

AGATHA: Me exasperas Tranquilina con tus tonterías. ¡Déjame sola!

TRANQUILINA: Lo siento Agatha, pero la mesura y no adelantarse a los hechos no son tonterías, es lo normal en toda hormiga de bien. Podrías considerarlo cuando menos, para no alterar sin motivos a todo el núcleo familiar, además  aunque suene reiterativa, contagias incertidumbre.

Así es confirmó PERFECTA:  Alcancé escuchar  a tranquilina, solo provocas desorden Agatha, tanto o más que gruñona  con sus actitudes rebeldes,  toda la faena manifestaste  tu mal humor: 
Zoilaluna está estresada porque intuye problemas, dice que  necesita meditar, Tolondra  (la hormiga lenta, sin iniciativa, perezosa, distraída,  nació para que le digan que hacer y cómo hacerlo)  está sin guía, Grumpy desaparecida, Tranquilina  y yo contigo, acabas verdaderamente con la organización del hormiguero. ¡Vámonos atrabajar!

AGATHA: Lo que pasa es que ustedes  no son precavidas,  esperan los problemas para ocuparse de ellos, yo me pre ocupo.

PERFECTA: Me parece bien Agatha pero Pre ocúpate moviendo tus manitas y pregona con el ejemplo por favor,   sentenció.

TRANQUILINA: Agatha, Perfecta tiene razón, nos pediste en la mañana no rumorear ni hacer grande el problema para no  trastornar la armonía  de la familia  y eres tu precisamente    que te quedaste sin el consejo.

PERFECTA: Las espero en la bodega y se retiró

TRANQUILINA: Ya te alcanzamos respondió. ¿Nos vamos Agatha?

AGATHA: Pensando los pasos   llegó hasta la puerta de la bodega donde se topo con Zoilaluna,  mascullándole ¿A dónde vas?

ZOILALUNA: Las veo a la hora de comer

AGATHA: Pero… ¿a dónde vas?  Insiste

ZOILALUNA: Me exasperas en un segundo  ¡Agatha!  ¡Tienes que ser tan repugnante! Siempre te explico  y no atiendes, el ser necesita espacio, privacidad, el cual no  está a tu disposición para dirigirlo, entra solamente  quien yo deseo;  ¿te parece  tan difícil entender?  Somos soledad y un poco de amargura, la meditación te permite encontrarle  balance. ¿Cuántas veces más tendré que repetirlo Agatha?

AGATHA: Siempre exageras Zoilaluna, era una pregunta solamente

ZOILALUNA: Una pregunta muy común en ti, muy molesta para mí. Que se repite cien mil veces en el día desde que te conozco,  podrías saciar tus curiosidades si observaras en lugar de formular preguntas,  ¡ob- ser- var Agatha! ¿Te dice algo la palabra? ¡Modifica tu actitud!  Y  con  un portazo selló la charla.

El poder no se comparte ni en los hormigueros,  en ocasiones parecía que rivalizaban por él  Agatha y Perfecta, sin compartirlo.  Sus aptitudes se complementaban para el bien del núcleo, el protagonismo parecía no interesarles.

No muy lejos del hormiguero estaban los Escarabajos recién llegados haciendo arreglos para colonizar, en pocos días el avance en la obra era significativo,  trabajaban día y noche.

FANFARRON: Paralizó su actividad, Lunaticoooo gritó

LUNATICO: Se acercó, ¿a qué se debe tanto grito Fanfarrón?

FANFARRON: Te encargo la obra, olvidé que me cité con  Grumpy

LUNATICO: ¿Quién es Grumpy Fanfarrón? Vamos llegando  y tú buscando problemas, ¡como siempre! no aprendes.

FANFARRON: Cuida la obra, nos vemos al rato. ¿Qué le puedo decir? voy muy tarde, seguro no estará esperándome, un imprevisto ò será mejor la verdad, que se me fue el tiempo trabajando, así llegó hasta el hormiguero,  donde no había movimiento y nadie a quien preguntarle por Grumpy.  Que aparezca, que aparezca, soy  un desmemoriado. ¿Qué hago?

ZOILALUNA: Siempre termino enojada y perdiendo la calma, no es posible que me haga lo mismo Agatha, que no entienda, ¿no seré clara? ¿Hablaré  en otro idioma?  Perdida en la exasperación Zoilaluna  se dirigía  a la magnolia, se sintió observada y al levantar la cabeza  advirtió la presencia de Fanfarrón.

FANFARRON: Buenas tardes, disculpa, busco a Grumpy ¿usted debe ser hermana?

ZOILALUNA: Buenas tardes, Grumpy no está. ¿Le digo algo cuando la vea?

FANFARRON: ¿Sabes dónde puedo encontrarla?   No escuché tu nombre

ZOILALUNA: No lo escuchaste porque no lo dije: Me llamo Zoilaluna  y no puedo darte detalles de  Grumpy.

__ Soy Fanfarrón, después regreso. 

ZOILALUNA: Yo le digo a Grumpy. Siguió  caminando y respiró profundo varias veces.

Disfrutaba inmensamente su soledad debajo de la magnolia, con la cual se identificaba, una flor sugerente, imponente y frágil  con olor a serenidad y compañía para los sueños,   para charlar con ella misma ò simplemente perder el tiempo.

ZOILALUNA: ¿Grumpy donde andarás?  Presiento que el cambio de Grumpy tiene nombre, pensaba,   escuchó un ruido que la hizo abandonar los pensamientos, volteó para observar y descubrió que se acercaba.

GRUMPY: Hola zoilaluna

ZOILALUNA: Hola Grumpy,  Cuando venía  te andaba buscando Fanfarrón.

GRUMPY: ¿A mí? Respondió Grumpy sorprendida, sin saber que esperar del comentario ¿Qué te dijo?

ZOILALUNA: Sólo eso, que te dijera que te había buscado

GRUMPY: ¿Hace mucho?

ZOILALUNA: Hace un momento

GRUMPY: Nos vemos luego zoilaluna, Gracias

ZOILALUNA: Por nada. Se quedó observándola hasta que desapareció Grumpy, con fama de cascarrabias, gruñona, inconforme, rebelde, Zoilaluna opinaba diferente, creía entenderla y eso era suficiente para tener buena relación.  Pensando en las veces que habían compartido momentos debajo de la magnolia se le fue el tiempo,  creo que hasta dormí se dijo  y sin mucho ánimo  emprendió el regreso al hormiguero.

Al entrar  el movimiento y el ruido la estremecieron, extrañó  el silencio.

JACARANDA: Zoila me ayudas gritó

ZOILALUNA: ¿A qué te ayudo? respondió

JACARANDA: A poner la mesa

AGATHA: ¿Porque siempre te tienen que ayudar para todo Jacaranda?

ZOILALUNA: Con molestia desmedida interfiere,    el asunto es conmigo Agatha, claramente Jacaranda dijo Zoilaluna y esa soy yo, no tengo problema en ayudarla por favor mantente al margen.

TRANQUILINA: Moviendo la cabeza con desaprobación se dirige  con Agatha,  hoy nos estás haciendo el día muy difícil, pensé que solo sería la mañana, me estoy equivocando.

PERFECTA: Se acercó a ellas, Agatha tienes de mal humor a todas, con la que va entrando o saliendo  has tenido palabras fuertes y todas terminan diciéndote lo mismo, que no te metas donde no te llaman.

AGATHA: No aparece Grumpy y todas como  si nada pasara

PERFECTA: De hecho no pasa nada Agatha, con cierta burla ò ¿si pasa algo tranquilina?

TRANQUILINA: Absolutamente nada respondió en el mismo tono, ambas  observaron, cuan molesta se retiró Agatha, pero solamente unidas podían  con la imposición:

TRANQUILINA: Voltea y le dice a Perfecta, me cuestiono la actitud de Agatha, dudo de su  buena actitud y voluntad de que marche todo bien,  lo voluntariosa la rebasa y  me parece que olvida el objetivo  del núcleo familiar.

PERFECTA: Tal vez responde, es soberbia y olvida que no todo es tan en serio.

TOLONDRA: Ya terminé,    entrometiéndose en el medio, ¿Qué más hago?

PERFECTA: Todo está listo, hay que acercarnos para comer. 
Todas a la mesa disfrutaban, pasándose la comida, bromeando, sobresaliendo  Jacaranda como siempre,  se escuchaban los murmullos,  platos, risas y cubiertos:

JACARANDA: Pregunta ¿no ha llegado Grumpy?  Ahhhh y también hace falta Agatha

ZOILALUNA: No la invoques  contestó 
Escuchándose  solo carcajadas.

TRANQUILINA: Terminó de comer, se levantó  y sirvió un plato con comida,  pasando al lado de todas, comento pobrecita Agatha,  le llevo comida.
Todas se quedaron viéndose  sin responderle nada, estaban acostumbradas a la bondad de Tranquilina con ella las cosas era así, nada se hacía grave.

TRANQUILINA: Llamó a la puerta, Agatha ¿puedo pasar? traigo de comer

AGATHA: Está abierto pasa. Gracias

TRANQUILINA: Por nada Agatha, te dejo, disfruta tu almuerzo.

Era media tarde, cuando terminaban de comer, cada una se retiraba para realizar alguna actividad, quedando solo Tolondra  en la cocina  la encargada de que aquello  quedara limpio.

TOLONDRA: Se quedó perpleja cuando vio por la venta que Grumpy llegaba, no supo qué hacer y se quedó observando, llegó acompañada,  si me ve en la ventana fisgoneando me regañará pensaba Tolondra y se movió rápidamente, pero era inútil, seguía al pendiente de todos los movimientos de Grumpy que siguió charlando  con su acompañante, terminó de  guardar  y se fue de la cocina.

GRUMPY: Hasta mañana se escuchó al entrar.

AGATHA: ¿A quién  veras mañana Grumpy?  

GRUMPY: A un amigo responde sorprendida

AGATHA: ¿Qué amigo?

GRUMPY: Un amigo ¡Agatha! ¿No sabes lo que es un amigo?

AGATHA: Si lo se responde,  por eso pregunto  ¿quién es? ¿Cuándo lo conociste? ¿De dónde es? ¿A qué se dedica?

GRUMPY: Son demasiadas preguntas  Agatha,  lo conocí hace dos días,  se llama Fanfarrón, viven cerca de aquí y apenas se están instalando.

AGATHA: ¿A qué se dedica?

GRUMPY: No lo sé Agatha, ¡se están instalando!

AGATHA: Grumpy es peligroso salir con alguien que no sabes  a que se dedica, esa es mi preocupación.

GRUMPY: Eres exagerada Agatha eso es lo que pasa

PERFECTA: Interviene,  escuché parte de la discusión,  quizá Agatha es exagerada, pero Grumpy te diré algo,  mañana a trabajar temprano como todas lo hacemos, las salidas con tu amigo,  deberás agendarlas en otro horario y por favor ten cuidado.

GRUMPY: Está bien. ¿Han visto a Zoilaluna?
Sin esperar respuesta Grumpy se retiró topándose en el camino con Tolondra  que caminó pegada  a su paso.   Tolondra  ¿has visto a Zoilaluna?

TOLONDRA: No

JACARANDA: Con gritos exagerados  saludó a Grumpy  ¡te extrañamos todo el día! Y desaparece

TRANQUILINA: Una voz oculta dice, Zoilaluna está leyendo en la bodega

GRUMPY: Gracias Tranquilina

TRANQUILINA: ¿La pasaste bien?

TOLONDRA: ¿Porque te dice eso tranquilina?

GRUMPY: No lo sé Tolondra

GRUMPY: Llamó a la puerta de la bodega,  entra y no ve  a Zoilaluna, gira para salir 

ZOILALUNA: ¿se te ofrece algo?

GRUMPY: Extrañada  revisa nuevamente y descubre en lo alto de unos carrizos apilados a Zoilaluna de piernas cruzadas con un libro abierto. Con razón nadie sabe de ti, le comenta riéndose, solo tranquilina supo darme razón.

ZOILALUNA: Tranquilina siempre sabe todo, responde con serenidad, nada cuestiona, pero todo observa.

GRUMPY: Solo que sea por eso agregó

ZOILALUNA: Y  porque es la confidente de todas se dijo para sí, pero le dio pereza hacer el comentario, estaba demás. Siempre sopesaba las explicaciones.

Grumpy acompañó en silencio a Zoilaluna. Cada quien inmersa en su propia historia: Grumpy soñando con romper las ataduras y liberarse sin saber de quién, Zoylaluna  buscando el enigma que le impedía detener su vuelo. Separadas por la indiferencia a la curiosidad, al cuestionamiento sin interés, no preguntas, no intromisiones, en realidad era el respeto  mutuo de dos seres con  distintos intereses, pensamiento y actitudes  que compaginaban, sin molestarse  en controversias y absurdos,  no era raro que seguido compartieran momentos, no había invasión  al espacio personalísimo.

Ganándole al sol cinco minutos, se encontraron  en el comedor como cada mañana, comentarios varios en solo rumor,  coincidiendo en el cansancio  y deseo de permanecer dormidas más tiempo,  los ruidos interrumpieron el silencio y la paz de las noches en un hormiguero, nadie sabía bien a bien que sucedía, si era música lo que  había interrumpido sus sueños ò gritos quizás entre otros ruidos  que no descubrieron.

Se dispusieron a emprender la faena abandonando  una  a una  el hogar. Paso a pasito con más disciplina que ánimos avanzaron como  todas las mañanas por el camino del nogal y la palma.

JACARANDA: Ohhhhh venimos dormidas todavía, hemos tomado mal el camino, aquí solo hay un nogal  y ¿los demás?

TOLONDRA: Perpleja  se quedó observando,  tienes razón Jacaranda.
Llegaron Perfecta y Tranquilina e igualmente se quedaron perplejas y agregaron: Venimos  por el camino correcto, por  la algarabía  nadie se escuchaba. Voltearon para todas las direcciones  buscando algún detalle   que explicara lo sucedido.

GRUMPY, AGATHA Y ZOILALUNA se incorporaron con unos minutos de diferencia.

AGATHA ¿Por qué se detiene?

JACARANDA: Te esperamos para que veas lo sucedido

AGATHA: Escucha  a todas al mismo tiempo, adivinando  la información que todas le proporcionaban, tomemos a la derecha, después investigamos que pasó con los nogales.

ZOILALUNA: Agatha observa bien, no podremos continuar

GRUMPY escuchaba a Zoilaluna con atención,  observó hacia la dirección señalada.  Y caminó con decisión sin decir palabra.

Descubriendo  una cerca  que dividía  el camino, al fondo se advertía una construcción de dimensiones exageradas, descubriendo  merodeando la construcción a Fanfarrón.

PERFECTA: Había permanecido a la expectativa hasta entonces, con voz imperativa cuestiona  ¡Grumpy! ¿Qué haces?
Todas se voltearon  y antes que nadie pudiera hacer algo Grumpy casi llegaba  a la cerca sin necesidad de explicaciones todas la siguieron. En el recorrido descubrieron   Escarabajos preparando la tierra en otras áreas y construcciones aledañas al lugar.

AGATHA: Grumpy vámonos no debiste, rodearemos y utilizaremos el camino largo.

GRUMPY: ¿Todos los días?

AGTAHA: Si es necesario, así será.

PERFECTA: Sabes que eso no es posible Agatha, eso podemos hacerlo por periodos de extrema necesidad, en lluvias o en el invierno que escasea la comida pero no todos los días, sería insuficiente el verano para llenar la bodega de provisiones.

AGATHA;  Encontraremos solución pero Grumpy no debe seguir hablando  con ese Escarabajo.

ZOILALUNA: El escarabajo se llama FANFARRON Agatha,  sería conveniente que le llamaras por su nombre, por si  fuera necesario seguirlo mencionando.

AGTAHA: No será necesario mencionarlo demasiadas veces ¡te lo aseguro!.

ZOILALUNA: Se acercó hasta Grumpy y Fanfarrón para escuchar.

GRUMPY: Por favor ¿Me puedes explicar que sucede Fanfarrón?  Todo este movimiento de que se trata, no pueden obstruirnos el camino, lo necesitamos diario para desplazarnos  y tener acceso a los diferentes lugares de donde tomamos nuestra provisiones de invierno para toda la colonia.

FANFARRON: Déjame explicarte Grumpy, Todo esto no es  tan malo para ustedes, aquí encontrarán provisión todo el año, sin necesidad de que caminen tanto  todos los día, nosotros tenemos  contemplado en éste desarrollo compartir las facilidades y beneficios con ustedes.

ZOILALUNA: Grumpy vámonos.

GRUMPY: Espérate Zoilaluna, suena interesante todo lo que nos dice Fanfarrón,

FANFARRON: Pueden pasar a conocer  y les platico todo el proyecto.

PERFECTA: Grumpy, Zoilaluna ¡Vámonos! Esperó unos segundos, Zoilaluna solamente  siguió a Perfecta y se retiraron.

Agatha apenas la veía hacía ratito  que caminaba, Tomó el camino de los  lirios.
Perfecta, Zoilaluna, Tolondra, Jacaranda y Tranquilina  hicieron lo mismo, nadie hizo comentarios, unas no sabían  con exactitud que sucedía porque no escucharon lo que Fanfarrón le decía a Grumpy, las otras  sabían que había serios problemas para la colonia.

ZOILALUNA: Avanzó mucho rato en silencio pero de cuando en cuando se detenía un momento y voltear, tenía la esperanza de que Grumpy llegara, pero  algo la hacía continuar el camino más preocupada, tenía una sensación desagradable, suponía que Grumpy se había deslumbrado,  inmersa en sus pensamientos  caminó y trabajó.
Todas hicieron lo mismo en silencio, solamente Jacaranda  en contadas ocasiones intentó bromear un poco pero nadie la secundó.

AGATHA: Dejó su labor, contempló a cada una de ellas, no andaban muy lejos entre sí, esperó unos momentos, pensando las palabras: Les propongo que nos retiremos, ya pasa el medio día, no  ha sido un buen día, creo que reunidas  en calma podremos intentar que no empeore, además  no podemos llevar la misma cantidad de provisión  no desgastaríamos, todo el verano hemos colaborado  y tenemos lo suficiente para pasar un buen invierno si cuidamos la comida, tratemos de encontrar juntas una solución, ¿les parece?
Nadie contestó, simplemente se enfilaron para emprender el regreso, todas entendían que había un problema pero las palabras de Agatha y sus decisiones no eran las acostumbradas, denotaban, una calma inusual en ella, cansancio y esa actitud alteraba a la colonia, porque intuían la dimensión del problema sin saber los motivos.

PERFECTA: Una vez más, como siempre  pensaba, Agatha transmitiendo temor sin necesidad, veía avecinarse un gran caos por falta de estrategia. Esperó a Agatha porque era la última.  Y juntas  en silencio continuaron el recorrido.

ZOILALUNA: Muy apurada hizo la mayor parte del camino,  llegó  donde Fanfarrón, volteó para ver dónde venían las demás, no vio a nadie y continuó, llegó a la cerca y al primero que pasó le pregunto: ¿ves por ahí a Grumpy? Se quedó platicando con Fanfarrón en la mañana.
Me llamo LUNATICO: Veré que puedo hacer, porque hace rato que no los veo.

ZOILALUNA: No me puedo esperar, solo hazme un favor, cuando la encuentres le dices que tendremos reunión, que necesitamos que se vaya a casa.
LUNATICO: Está bien yo le doy tu mensaje.  De verdad  ¿No te gustaría pasar? Y descansar un rato.

ZOILALUNA: No, gracias.  Hasta luego. Rápidamente siguió  por el camino que la llevaría a casa.  Pronto pasó la bodega y se dirigió a la casa por la parte trasera, se pasó buena parte del camino repitiéndose  y esperando que Grumpy hubiera llegado. Necesitaba hablar con ella,  Grumpy  se perdía en su rebeldía  y rara vez le daba cuidado a los detalles, no dimensionaba, todo lo veía  simple, natural, no tenía idea de las proporciones. En ocasiones  pienso que tolondra entiende mas alguna cosas, Grumpy  frívola y superficial la mayoría de las veces. En sus pensamientos terminó de recorrer la casa donde no estaba Grumpy, lo cual  pensativa, repetía Grumpy  Grumpy Grumpy   En eso escuchó un ruido, se acercó al exterior y descubrió que estaba con Fanfarrón. 
Qué bueno que estás ya en casa Grumpy,  necesitamos hablar. No tardan en llegar todas y quiero decirte algunas cosas.

GRUMPY: Dímelo, Fanfarrón es de confianza, me acaba de proponer matrimonio.

ZOILALUNA: Grumpy, Agatha quiere hablar con nosotras  en la comida, antes necesito  hablar contigo de algunos detalles.

GRUMPY: Es buena oportunidad para que Fanfarrón les comunique nuestra decisión, ¿no te parece?  ¿Quieres quedarte Fanfarrón?


ZOILALUNA: No no es buena oportunidad, Grumpy por favor déjenlo para otro momento.

FANFARRON: Grumpy, me parece que Zoilaluna tiene razón, creo  que tienen que hablar ustedes, además algo me dice que el problema soy yo.  En la noche regreso.
GRUMPY: Zoilaluna me extraña tu actitud. ¿Qué te pasa? Fuiste descortés, poco atenta además  ¿no me felicitas? ¡Me voy a casar!
ZOILALUNA: Con voz enfadada, Grumpy  lo que creo es que  ¡vives en la luna!  Tu rebeldía no te deja percatarte de la realidad.
GRUMPY: Lo que pasa  es que todas ustedes no tienen aspiraciones, deberías de darte una vuelta por las instalaciones del desarrollo de Fanfarrón,   provisión para los años, las áreas verdes, el hormiguero   en la superficie de la tierra con luz natural, se ve el sol, en la noche ¡imagínate la luna y  estrellas!. Mientras nosotros siempre viviendo subterráneamente, serías feliz  zoilaluna tú con tus libros, sin tener que trabajar todos los días, porque Fanfarrón tiene quien lo haga. Viviré como una  reina y tú podrías vivir conmigo si quisieras. 
Se escuchó un murmullo, no llegó a algarabía porque el cansancio y las dudas flotaban en el ambiente.
ZOILALUNA: Escuchó que habían llegado todas,  Grumpy ya llegaron,  ya no tenemos tiempo de platicar, pero  piensa las cosas, cuando escuches a Agatha  no te disgustes porque esta vez tiene razón.
GRUMPY: ¿Qué dirá?  ¿Te refieres a lo que  me dirá a mí? ¿De qué se trata?
ZOILALUNA: Nos vemos al ratito.
GRUMPY: Zoila espérame,  Zoila……  tratando de alcanzarla  entré torpemente a la casa y descubrí que todas se encontraban reunidas en el comedor cada quien medio distraídas en  las tareas propias del horario y Agatha observándome.
AGATHA: Grumpy  qué bueno que estás aquí, te participo que en el campo decidimos  que después de comer trataremos algunos temas problemas que necesitamos solucionar en familia.
GRUMPY:   ¿Por qué me ven todas a mí?  ¿Qué hice? Si es porque…
PERFECTA: Grumpy Grumpy  Agatha solo te informa lo que sucedió en tu ausencia.  Dentro de un momento todo estará listo para comer podemos ir ocupando nuestros lugares.
GRUMPY: Quiero contarles   del proyecto de Fanfarrón, el desarrollo realmente es ¡magnifico! y  nos propone que…….
AGATHA: Grumpy verdaderamente……
TRANQUILINA: ¡Agatha!  A mí me parece que Podríamos escuchar a Grumpy, es una buena manera de iniciar con los demás temas.
PERFECTA: Yo también  lo creo.
ZOILALUNA: Yo también estoy de acuerdo en el inicio.
TOLONDRA: La comida está lista.
PERFECTA: Si todas están de acuerdo podemos comer y cuando tú decidas Grumpy te escuchamos.
Sólo se escuchaban los ruidos propios de siete comensales a la mesa, ocasionalmente coincidían  miradas huidizas, expectativas, lo molesto oculto en el orden y la educación.
GRUMPY: Les decía, que  la colonia de Fanfarrón es construida  con fibra, un material térmico,  ellos no tienen problemas de frio o calor, está en la superficie de la tierra, no han tenido que hacer excavaciones, la luz es natural,  ¡es un sueño!
Lo trajeron…. Que importa lo olvidé, pero  dice, que  no nos preocupemos del problema del camino, que no será necesario que nosotros trabajemos tanto, ellos tienen provisión suficiente y desean compartirla con nosotras, también la comodidad del desarrollo, que podemos ser un gran equipo de escarabajos y hormigas, el tiene muchos escarabajos al servicio y cuidado de  sus campos sembrados tamb….
AGATHA: ¿Qué tienen sembrado Grumpy? ¿Te lo dijo?
GRUMPY: No. No se lo pregunté pero….
AGATHA: Discúlpenme todas, pero creo que los detalles de  ese sueño de proyecto ò desarrollo como le llama Grumpy lo podemos omitir… ¿nunca les pareció extraña mi edad? ¿Alguien se ha preguntado de donde llegue yo? ¿Por qué cuando se murieron nuestros padres yo me hice cargo de la organización de la colonia? 
Yo no soy hermana de ustedes, pero me siento inmensamente dichosa, que las dudas y diferencias nunca fueron mayores a nuestro amor, unión y lazo de familia, que me cobijó  desde los primeros minutos de mi desgracia.  Crecí en una colonia al otro lado del río, era Navidad, siempre en esas fechas yo hacía unos calientitos que llevan palitos de menta  y para conseguirlos tenía que cruzar el corral de avestruces, me tomaba algunas horas pero me divertía y lo disfrutaba, eran días sin labores establecidas y demasiado frio para otro tipo de actividades,  unos días antes   cerca de la colonia se establecieron unos forasteros, hoy más que nunca recuerdo vagamente la inquietud en mis papás,  yo  solo pensaba mientras caminaba que los avestruces durmieran todavía para fácilmente atravesar el campo y regresarme, así fue,  en el camino  descubrí  abejas muertas, mariposas, eran demasiadas para atribuir el hecho  a lo natural, no podía apartar la duda de mi mente,  los motivos, tenia cierto temor  porque quizás sería una enfermedad que nos alcanzaría a nosotros, solo deseaba llegar con mis papás para preguntar,
Ellos como siempre sabrían explicarme  y disipar todas mis preocupaciones. 
Me faltaban solo unos metros para llegar cuando vi que salía demasiado humo muy cerca  del hormiguero, apresuré el paso, y constaté que el humo provenía de mi casa, de mi hormiguero, cualquier intento por entrar y pedir ayuda era imposible.
No había nada que yo pudiera hacer, tampoco decir, porque no podía articular palabra menos pensar en que sería de mí, toda mi colonia se había calcinado.
Los papás de ustedes pasaban en ese momento y sin más me dieron su protección, amor y familia.
En todo momento  su atención  me facilitó integrarme  a esta colonia, ustedes  eran larvas y cuando abrieron los ojos  me vieron como hermana mayor, sus padres decidieron  evitar detalles y explicaciones para que no conocieran  los vicios  que destruyen  la integración y unión familiar en todos los sentidos.
Hay plantas alucinógenas muy codiciadas en algunos sectores, hay quienes descubriendo el atractivo se dedicaron a sembrarla y llevarla hasta la sociedad de consumo, desarrollándose todo un proceso de organización, estrategia y mercado.
El mecanismo para ampliar la red de consumo rebasó los límites, formando una red  sofisticada con representantes  en  las áreas más vulnerables: la infancia y jóvenes para penetrar la familia.
No entraremos en detalles minuciosos, porque no concluiremos y necesitamos soluciones porque aunque no lo dimensionen ahora en su justa medida el problema se sale de toda proporción, sin embargo con acciones conjuntas estoy segura  podemos continuar con nuestra vida sin daño.
Deseo puntualizar que uno de los dos problemas que tenemos,  es por un NO que se omitió, cuando forasteros se apersonan en nuestros círculos no debemos incluirlos, el deber es mantenernos al margen sin caer en sus argucias y pretensiones  de deslumbrarnos con sus excentricidades que denotan falta de cultura y educación, los valores que no tienen los evidencia rápidamente.
Grumpy, me parece que nunca debiste ceder al saludo  que pasara más allá de las buenas tardes o la cortesía, pero intimaste y desarrollaste una relación que agrava el problema, solo deseo adelantarte que estas deslumbrada por algo irreal, será tu pesadilla, no es tu mundo, quizá puedas tener por cierto periodo de tiempo algunas cosas materiales que te faciliten las faenas diarias, también te llegará la soledad entre otras cosas que eventualmente puede sucederte, vergüenza, maltrato, violencia, estás a tiempo de considerar  el curso  que tomará esa relación.
Lo que suceda es tu decisión,  pero  nuestra colonia no desarrollará  tratos de ningún tipo con esa red,  por el contrario en este momento me gustaría escuchar las opiniones de todas en las posibles soluciones.

1.- Podemos irnos, ello implica perder nuestras provisiones
2.- Pedir ayuda  a nuestras autoridades
3.- Ignorarlos,  arriesgándonos a lo que suceda.

JACARANDA: Como nos vamos a ir a otra parte, no podemos perder lo trabajado
TRANQUILINA: No solo de pan vive el hombre podríamos sobrevivir, pero no creo que sea la solución huir, nadie garantiza que en otro lugar no nos sucederá lo mismo,  ¿andaremos como nómadas?
GRUMPY: Me propuso matrimonio Fanfarrón y desea hablar con todas ustedes
PERFECTA: ¿Ya tomaste una decisión?
TOLONDRA: Grumpy te voy a extrañar mucho
GRUMPY: No tienes porque, estaré muy cerca y me podrás visitar todo el tiempo
ZOILA LUNA: Creo que no quedó claro para ti Grumpy tu situación, si continúas con esa relación, Agatha dijo que perderemos la relación hasta contigo, no dimensionas los peligros porque estás inmersa en tu fantasía, ¿imagina a tolondra alternando con todas las personas al servicio de Fanfarrón?
GRUMPY: No tienen nada de malo.
PERFECTA: Es tu decisión Grumpy, considéralo, si puedes vivir sin nosotras el resto de tu vida, si esa relación compensa todos tus sueños y necesidades afectivas, pero no nos invadas, no permitiremos que nos generes problemas alternando con todas esas personas, no nos interesa ni aceptaremos nada de ellos , porque nos comprometería   y  desarrollando un lazo aunque solo sea de agradecimiento, Agatha fue muy clara y tiene razón,  estoy de acuerdo con ella, pero opino que debemos quedarnos y buscar soluciones sin movernos.
ZOILALUNA: Yo estoy de acuerdo con Agatha y Perfecta, intentar las posibles soluciones, solo como último recurso irnos.
TOLONDRA: Yo estoy de acuerdo en lo que ustedes decidan, pero  no quiero que se vaya Grumpy.
AGATHA: Grumpy  no me gustaría perderte, sin embargo  no podemos encadenarte. La libertad es inherente, tienes capacidad de selección y elección, nunca viviste en  lo efímero,  creciste al margen de los vicios, buscando en todo momento  mantenernos al margen de lo indigno, siempre  hemos buscado que camines de lado mejor del camino, sigues teniendo NO como alternativa. Solo debes asumirlo y comunicarlo.

Con el acontecer de los nuevos tiempos, Lawrence Alegría; el grillo encargado de conciertos  maravillosos, Siddhartha había acudido al llamado de la necesidad, el Búho siempre al pendiente, siempre solícito,  nunca olvidaba la contribución obligada con el cosmos,  al otro lado del río se llevaba a cabo la reunión informal y comentaban los pormenores del problema, están concertando estrategias posibles para ayudar a la colonia de hormigas en peligro en estos momentos, estaban viviendo en un mundo de total inseguridad, se acercaba una etapa de escasez alimentaria  si no resolvían pronto su entorno, emocionalmente el lazo familiar estaba endeble por las decisiones drásticas tomadas,  podría desatarse rebeldía y desacuerdos porque  las mas sentimentales estaban dudando  de la exclusión de Grumpy, Agatha  la extrañaba igual o más que todas, sin embargo no podía ceder ni un minuto al riesgo que exponía a las demás si no era congruente y daba continuidad a las decisiones que en todo caso había tomado Grumpy.

LAWRENCE ALEGRIA: Agatha tiene razón, sin embargo no puede evitar que extrañen a Grumpy,  dentro de poco se enterarán la mala situación de Grumpy y  temo que haya divisiones irreconciliables.
SIDDARTHA: Nos urge rescatar a Grumpy, pero debemos ir a la colonia y en cierta forma avisarles lo sucedido, así evitaremos  el desorden, no tendrán tiempo de dividirse. Me preocupa  no llegar a un acuerdo con Fanfarrón
LAWRENCE ALEGRIA: Plan de Acción, me parece que debemos hablar con Fanfarrón primero, después pasar a la colonia incluso  si la estrategia es la adecuada y la aplicamos con èxito bien podríamos llegar con Grumpy.
SIDDARTHA: No te ilusiones, no sabemos si Grumpy desea regresar con su familia.
LAWRENCE ALEGRIA: ¿Cómo no va a querer regresar?
SIDDARTHA: Recuerda Lawrence, la libertad de los seres no debe coartarse. Hay que respetar las decisiones.


En la colonia las hormigas habían perdido  la espontaneidad de las situaciones, permanecían a la expectativa, siempre temerosas y aprehensivas. Hasta Jacaranda había perdido su impulsividad a las emociones, Zoilaluna por completo vivía en otra dimensión,  siempre oculta detrás de un libro, escondiendo  la vida, las dudas, los sentimientos, cuestionando. Perfecta decía que no se había ido una sino dos porque rara vez podían convivir con Zoila, Tranquilina que siempre era atención y confidente para todas, estaba  en un estado de exasperación, porque nadie  la escuchaba a ella,  desarrolló una amistad con el espejo que la mantenía cuerda en esta situación de caos. Tolondra se había vuelto participativa y segura, aunque no sabía a quién imitar, no veía resultados óptimos en ninguna. Agatha   no podía el peso de las decisiones y confrontaciones, la ayudaba Perfecta parecía que estaban compartiendo el poder, eran solidarias, estaban aprendiendo que el protagonismo  del liderazgo es egoísta y sin propósito, que el poder de convocatoria,  capacidad de liderazgo y gestión,  cuando no es utilizado en bien  de una comunidad, sociedad o colonia  se pierde,  debilitándose los hogares porque son penetrados por toda clase de vicios y males sociales.
Naciendo la perversión en seres  despersonalizados que aprovecharan la problemática para fines impropios  con el arte de la manipulación, la optimización de tiempo y recursos la aprovecharán solo en beneficio del  núcleo que alimente sus pretensiones y celebre sus petulancias, volviendo ciclo el caos desencadenado. 

Por un  “NO”  que se omitió, una mala decisión, soluciones a destiempo, perder el control un minuto  y olvidar el  “DEBER SER” por ceder a la curiosidad por diversión, rebeldía o juego puede llevarte   a la oscuridad, no hay salidas, alternativas ni retornos.



SIDDARTHA: ¿Qué me pasa? Siento una opresión, comprendió que había tenido un mal sueño,  la noche   se acercaba, emprendió el vuelo recordando a Grumpy gruñona y descortés todo el tiempo, a la tierna Tolondra, como olvidar a Agatha,  la enigmática Zoila lo cautivó y pensando en ella se posó en el roble grande frente a la palma donde bifurcaban algunos caminos  a diferentes áreas del campo, contemplando los rededores  sumido en sus pensamientos escucho  las notas musicales que   acompañaban un deseo maravilloso, HOY PUEDE SER UN GRAN DIA….. PLANTEATELO ASI…..Y MAÑANA TAMBIEN. Las ideas e impulsos lo hicieron perder el orden  e interrumpió…… Lawrence ¿eres tú? ¿Dónde estás?

LAWRENCE ALEGRIA: Siddhartha  que gusto encontrarte, todo el día he pensado en ti,  tú me dijiste que siempre estarías a la voz de mis pensamientos.

SIDDARTHA: Así es,  cuéntame….

SIDDARTHA Y LAWRENCE ALEGRIA  pasaron la noche charlando,  el tiempo no existe  para la comunión de una amistad estrechando lazos con la  comunicación, transmitiendo sinceridad, cariño, solidaridad, respeto y comprensión, cinco minutos antes de la puesta del sol caminaron juntos.


JACARANDA: Como torbellino entró por la puerta trasera de la colonia gritando Lawrence Alegría y Siddhartha  vienen llegando.
GRUMPY: ¡Que escandalosa eres!  Y se encaminó al patio.
Tolondra, Agatha, Perfecta y Tranquilina alcanzaron a Grumpy y Jacaranda, para darle la bienvenida a Lawrence Alegría y Siddhartha, fundiéndose en la sincronía  de la pertenencia familiar.

ZOILALUNA: En la bodega, de pie en  la ventana contemplaba, no podía dejar de observar a Siddhartha, era para ella como un libro que habla. Abandonando la bodega llegó al patio justo para  escuchar a Siddhartha……

SIDARTHA: ¿Zoilaluna no está?

ZOILALUNA: Siempre he  soñado que  pasaras una navidad con nosotros. ¿Verdad que te quedarás?
SIDDARTHA: SIEMPRE.

Las miradas de todos se perdieron en los gritos de Jacaranda ¡EN LA NOCHE HABRÀ LLUVIA DE SUEÑOS! ¡LLUVIA DE SUEÑOS EN LA NOCHE NO LO OLVIDEN! ¿ME ESCUHARON?