Seguidores

Suscripciòn

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

domingo, 29 de marzo de 2015

Desasombrada




Desasombrada 




El amanecer tiene secretos
Que siempre encuentro
Y lo espero sin dormir.





Balaustre:
Recuerdo el miedo de otra vida

Porque no hay personas perfectas existen los perros








Porque no hay personas perfectas existen los perros 


Hoy como todos los días volvería elegir a mi Bella, la extraño en cada despertar, cada anochecer, la quería para toda mi vida.



Mi bella sabía aprender todo lo que con paciencia y atención le enseñaras una o dos veces para memorizar.


Cuando se encontraba un grillo, le daba tentación y volteaba buscando en mi mirada la aprobación para tomarlo como juguete, solo encontraba una mirada que le reforzaba el NO.




En verano con las primeras lluvias, ocasionalmente aparecían sapos o ranas y avisaba; me ladraba por la ventana, no era cualquier ladrido; eran rápidos y cortos, sabía que con un sapo no se juega. Después participaba de observadora, en el mismo ritual cada año, yo barría el sapo con cuidado y ayudada del recogedor lo retiraba, después lo depositaba en una caja y lo llevaba a un baldío cercano para dejarlo en libertad.



Y, lo siento por las aves, pero si pasaban volando bajo, era su último vuelo, la Bella les facilitaba el fin.


Me sentía y aún lo pienso, tengo deuda con las aves, las veces que con espasmos en el corazón levanté plumas de cuervos, gorriones, pichones y palomas. 


Unos por tomarle el agua y otros por robarle su comida. Los que más odiaba eran los cuervos que descaradamente hacían peripecias al borde del recipiente con agua, después se volteaban y le tomaban una croqueta y hábilmente metían el pico al agua para remojarla.


Siempre evité complicar su aprendizaje y disciplina con mensajes contradictorios, reprenderla por defender su alimento, el respeto a su presencia, no era justo, igual cuidaba mi seguridad, mi espacio y de todo lo mío que siempre supo, también era de ella. 


Todavía me duele el corazón al recordar que con dureza nunca dejé que el cariño de un extraño ni golosina la comprara. Ocasionalmente se lo recordaba, cuando mi mamá para probarla a ella o para retarme a mí le ofrecía  una salchicha y con la baba caída  y los ojos tristes permanecía a mi lado, a la voz de mi NO.



Lo mismo intentaba hacer con las personas, en su presencia no permitía que se acercaran a mí, menos abrazarme, y tenía razón, la sinceridad es dudosa.


Balaustre:
14 años de recuerdos e historias



Sin contexto






Sin contexto


Me gusta cuando el texto ya no sabe a mí, porque
en el reposo se fue el recuerdo.




Balaustre:

Y queda un texto que leo ajeno

Hediondo








Hediondo



Dicen del gerundio que es pasivo, 
y yo insisto, 
Que se impone con discreción.

Lo importante es ser diptongo,
donde las letras encuentran compañía.


¿La soledad se llena?




Balaustre:

Recordando menos y sintiendo más

¿Qué me dice tu nariz helada?









¿Qué me dice tu nariz helada?







El secreto es encontrar el amor en cada día, que sin tener perro, se vuelve muy difícil.


Los perros son el amor de cada día, te quería en todos mi días de toda mi vida, desde que no estás, me falta un pedazo de corazón.


Balaustre:
No es amor de perro, es amor a mi Bella


Letras payasas





Letras payasas








No voy a perder tiempo buscando letras perdidas
Y textos escondidos.


Palabras titubeantes en libertad,
Maldita terquedad de agrupar y ordenar el delirio,
La espontaneidad de cada pensamiento ido,
En cada suspiro alucinado.



¡Hallazgos de libreta!








Balaustre:
Negadoras y pillinas

Etiquetas






Etiquetas 



__ No te gustan los besos


__ Tú beso 




Balaustre:

sábado, 28 de marzo de 2015

La loca de todas partes







La loca de todas partes







La loca de todas partes es la que lleva tatuada en el alma la obligación y la cordura, la que se olvida de ella para regalarse a lo demás. 


En mi clase de zumba diario observo dos tipos de mentes: 


a) Quienes llegan buscando la sensualidad en el espejo, para disponerse al baile y


b) Quienes llegan buscando el trapeador para limpiar la duela.


Yo cuando tropiezo con una película de polvo en una superficie, se me antoja escribir una novela o un te amo, pero jamás  correré por el sacudidor.






Balaustre:

Conocí a alguien que secude, pasa la hilacha con aceite o plumero dibujando el contorno en el aire

Todos los días hay un libro





Todos los días hay un libro
(Día del libro)




Mañana día de libro,
la historia que queremos encontrar.


¿La historia que encontramos o
la historia que escribimos?


Las palabras nos buscan y se quedan.




Balaustre:
El olor a libro y el olor a mar son caminos

El chantaje desvirtua




El chantaje desvirtua





Esos que se la pasan gritando la muerte, 
Griten la vida, 
Que la muerte es sorda.





Balaustre:

Aprópiate de la certeza, que si la muerte se acerca, todo es tuyo

El silencio de la edad







El silencio de la edad








Como le inventan al silencio que nada dice,
solo es el eco de lo que guardamos.
La sombra de lo que no decimos.


El café ayuda en el pacto con los años, 
para que lleguen pero no se instalen, 
que no se involucren con el físico. 






Balaustre:
¿El polvo protege contra el olvido?

jueves, 26 de marzo de 2015

Amargo es mi sabor






Amargo es mi sabor



Ayer leía en twitter que algunas personas mueren de amor, ahora dicen que el amor se mide, no sean simplones por convivir, vívanse y disfrutense como son; 
¡Pero siempre a tiempo!


Hoy eres mi sonrisa, mañana mi gesto agrio. 



Balaustre:
!Es así!

¿A quien quieres más?




¿A quien quieres más?






Envidiar lo que no provocas no es responsabilidad ajena. 


Sentirse maltratada (o) y arrastrar el complejo para lastimar y rumiar con voz quedita, es la respuesta a tus cuestionamientos, eso hace la diferencia en los afectos de quienes todo escuchan. 


Son los hechos y no las palabras lo que construye afinidad, frecuencia y gusto.


Decretar en discurso o en pergamino un producto, asunto, valores, ideas o amistad, no siempre se cumple.





Balaustre:

A la gente celosa y posesiva nadie la quiere

¿Recalentado?





¿Recalentado?




Uno siempre extraña el recuerdo, lo que ya fue, pero, rara vez se antoja un recalentado.


Recalentar un olvido es echar a perder el buen sabor de un recuerdo, cuando lo hay.


A veces es una bendición que la gente no llegue, en esos huecos suceden eventos interesantes. 




Balaustre:


Los apuros y las urgencias del mañana te llamo y al ratito vuelvo del ya nadie te espera 

Que valga la vida








Que valga la vida




Todos somos dueños de nuestro tiempo, lo que elegimos hacer con el, es la decisión que define.



Unos viven para otros, porque es más fácil y cómoda,  responsabilizan a los demás de cada idea pospuesta o de un sueño que no se atrevieron a vivir. 



Quienes elegimos vivir para nosotros mismos, no tenemos borrador, ni disculpa y menos pretextos por culpar y repartir.

¡Ese el reto! llenar la línea con tinta, sentir la respuesta a cada pregunta y hacer que valga la vida. 


Si no lo conseguimos, no hay disculpa, se paga el vacío, carecemos de prerrogativa a la que acuden y se refugian quienes disque se dedican a otros. 


__ ¿Soledad?
__ No. Es el valor agregado del carácter




Cuanta infelicidad encadenada conozco, envidiando e interrumpiendo vidas y robando momentos, viviendo de prestado, invocando lástima para continuar. 

Las personas con caracter eligen y deciden, las otras se conforman con lo que hay.


Es la diferencia que encuentro: 
Cuando las personas viven para los demás, la vida les parece corta. 

Cuando la tomas toda para ti, es muy larga.





Balaustre:
Las jorobas son de peros

No hay nada tan fiel como la mugre









No hay nada tan fiel como la mugre





A rescatar las letras que fui dejando en los Rincones, 
Archivos viejos con letras oliendo a rincón, 
Pero, 
Despolvan los olvidos.





Balaustre:


¡Comenzamos!

miércoles, 25 de marzo de 2015

Siempre hay un grillo




Un grillo siempre acompaña
(Esta fue la hora del grillo con café despierto)



Es muy molesto escuchar hasta lo innecesario, y yo que duermo una noche sí y dos no, se que se necesita tiempo para acostumbrarse en los comienzos.


Yo era muy feliz sin buen olfato, si al menos, hubiera perdido un poco el oído, con la recuperación de mi olfato, no me quejaría, y luego deduzco, ya encontraron pareja los grillos que tenían semanas cantando día y noche, hoy están mudos. 


Mis grillos siguen mudos, solo se escucha el zumbido del silencio en la oscuridad, hay plaga de grillos, y en el gimnasio mi instructor ya aprendió a protegerlos, cuando quieres y cuidas la vida de un grillo, percibes que son agradecidos, no se comen (no pican) tu ropa de fibra natural, y nunca se dirá demasiadas veces la mala costumbre de comparar pero, resulta en muchas ocasiones mejor opción amistar con grillos que con algunas personas.


Cuando llega gente que no quiere a los grillos, se ocultan, esa observación la descubrió mi amiga que cuida el mundo de las arañas.

Sus arañas se ocultan, presienten la muerte, con visitas indeseables. Y así, ahora cuido dos mundos, pero, las arañas no las asilo, las llevo a casa de mi amiga y ella me da los grillos.


Entre grillos y arañas no hay pacto. No pueden cohabitar. Hace tiempo pasé meses sin grillos, era muy extraño, grillo que entraba desaparecía, hasta que descubrí en un rincón, una araña con mis grillos envueltos en su tela, secos, marchitos, mudos e indefensos.

¡La araña tartamuda!


Cuando escucho un grillo, siempre pienso en Lawrence Alegría y Tiburcio, no se, si entraron o salieron de mis cuentos.


Moraleja: La soledad no existe, nunca estamos solos porque siempre hay un grillo.












Balaustre:
Escucho un grillo que ya se cansó de amar

martes, 24 de marzo de 2015

Huellas de una sombra







Huellas de una sombra






Retumba el eco de los pasos
Que siempre escucho
Pero nunca llegan.







Balaustre:


Eres mi sonrisa, solo falta que el tiempo llegue

¿Te invito o te invento?






¿Te invito o te invento?




Soñé que me decías que ya no estabas en este mundo, 
Y era cierto,
Cuando se escribe de la muerte, 
Cobra vida y hablamos.


Solo muertos perdemos la libertad de elegir,
Tengo miedo dormir y tener el mismo sueño.








Balaustre:
El silencio siempre rescata

La hora de los ruidos se adelantó




La hora de los ruidos se adelantó




El mejor sabor para mí, 
Es el amargo y,
Para los días que no saben a nada,
El café despierta y yo sigo dormida.




Dormí raro, medio dormí.
Me observé soñando,
Soñaba o pensaba.




Me tomé un pensamiento 
Con un sorbo de café,
La vida amanece con olor a café, 
Aunque no despierte.






Balaustre:

La creatividad disfruta el letargo


Truena el cielo pero no el corazón






Truena el cielo pero no el corazón




La lluvia es ácido para los recuerdos envenenados con quietud y olvido.


La gente que le gusta la murmuración se agrupa sola, 
hambre de reconocimiento y atención genera chisme, pero no es afecto. 


El conflicto es un torbellino de morbo que genera atención pero no compañía. 


La pereza comienza con un día sin voluntad, y se hacen distancias imposibles de vencer.




Balaustre:


Solo la gente tonta confunde grupo y amistad

Amistades de una época




Amistades de una época
(
Letras equivocadas de mes y grupos sin amistad)





Los vientos de febrero me vencieron.


El hartazgo llega en lo poco y en lo loco, enfado de no coincidir en quienes ni saben que hay esencia en la palabra de cada día.



Compran corazones y ni saben quien fue San Valentín.

El 14 de febrero celebran lo que no existe: ¿Verdaderamente creen que se compra un corazón?

San Valentín se enamoró de una ciega, la esencia, lo que no se va, ni la muerte se lleva.

San Valentín se enamoró cuando esperaba la muerte. El último acto de rebeldía.

La esencia de cada momento, no se si es obligación rescatarlo pero si descubrirlo. 
Hasta los perros lo hacen.

Mi bella le ladró enfurecida al veterinario cuando llegó para dormirla, defendió la vida que ya no le quedaba.


Por eso cuestiono las reuniones sin ¿Por qué? Celebrar la amistad y cuestionar aunque sea el origen de la fritura.

Y aunque confrontar no es agredir, realizarlo sin discreción es una falta de respeto, una ofensa sin disculpa.




Balaustre:

Yo no soy grupo, tampoco sigla, ni etiqueta; soy amiga
(pergamino

Esconder los recuerdos agota






Esconder los recuerdos agota 



Sin nombre, sin lugar, sin fecha, sin detalles, para que los tome el gusto, la coincidencia y todos se apropien. 



Balaustre:

Todos son dueños de una letra, de un pensamiento
sin hacer época 

La nostalgia corrige a tiempo






La nostalgia corrige a tiempo




El grillo que escucho a mi espalda, hace la segunda.




El grillo que escucho a mi izquierda tiene el saxofón, lo siento parado en el borde de mi oreja.




Me rodea un concierto de grillos, un sonido intenso e inusual, no se, si le cantan al amor y sienten cerca la primavera o la sabiduría del otoño les inspira la mejor nostalgia.




Balaustre:

Los grillos son mi memoria

La lluvia es el llanto del olvido






La lluvia es el llanto del olvido








La lluvia es reiterativa...


Cada gota de agua grita el mismo tema de diferentes formas.




Te amos diminutos, huérfanos de dueño y corazón,
Que cantan antes de diluirse en el grisáceo indiferente.




Balaustre:


El ruido de la lluvia y el olor a café llenan el silencio, la oscuridad y los olvidos.

Rincón de olvidos





Rincón de olvidos






Espero no perderme en el laberinto de los olvidos, y acordarme donde van las letras, desvaríos y disparates que esperan en los rincones.




Aunque la memoria se olvide, los recuerdos siempre vuelven.




Balaustre:


Sensación de oportunidad

Tiburcio







Tiburcio




Por el respaldo del sillón,
Se acercó un grillo,
Pensé que venía a cantarme.


Lo llamé Tiburcio,
Y le dije hola,
Me observó con sus alitas recogidas,
Y al descubrir que otro canto me conquistó,
Se marchó.


La mitad de una mujer, siempre la debes atrapar.




Balaustre:

Está cantando un grillo gangoso y un poco ronco

Otra vuelta al insomnio







Otra vuelta al insomnio


El sueño ido y, 
De lejos grita: 
¡Huele a café!




Balustre:


A lo mejor no es insomnio sino hambre

Comprar mentiras




Comprar mentiras 




Siempre estoy, 
Aunque ya no te quiero
Ni te deseo. 

Tu también, 
Siempre vas a querer comprar mentiras,
Para que la verdad no te humille. 

¿Por qué comprar mentiras?
La mentira no admira,
El obsequio no construye amistad. 


La complicidad se arrulla
En el misterio del tiempo
En la palabra que acaricia y,
Sin ello,
Nadie amará lo que te queda.




Balaustre:

Insomnio sin pensamiento

sábado, 21 de marzo de 2015

martes, 17 de marzo de 2015

Eres de ayer






Eres de ayer 





Digan lo que digan,

el tiempo es tú hoy,

si lo dejas ir,

vivirás otros días,

pero no el ayer.



Balaustre:

Si la ilusión del hoy te cansó, el mañana ya comenzó 

Se vive con tinta




Se vive con tinta





En la vida como en los textos,

elimina lo que estorba y,

si no hace falta,

estaba de más.





Balaustre:

Escribo corrigiendo, y vivo sin borrar

jueves, 12 de marzo de 2015

¿Eres la basura o el recolector?






¿Eres la basura o el recolector?



Hay miradas que nunca se conocen, bailan en la mentira, buscando verdad en las orillas.




Balaustre:

La canasta está de luto

Se me nubla el corazón ¡Está lloviendo!









Se me nubla el corazón 
¡Está lloviendo!







Las gotas de lluvia no son personas,
son títeres.


La lluvia desmiente,
cada certeza.


La lluvia es el recordatorio de cada intento,
fallido.


Llueve congoja, 
como la grosería espontánea.


Cuando llueve, 
siento un pendiente olvidado.










Balaustre:


Todo es mejor en par

Hoy me toca dormir pero no soñar






Hoy me toca dormir pero no soñar







Se supone que dormimos de noche pero yo, 
le robo lo que puedo al insomnio.







Balaustre:


Te pueden robar el sueño alguna vez, pero nunca un sueño

¿Somos lo que recordamos?








¿Somos lo que recordamos? 







Los mudos (as) que conozco les duele mucho algo y se les va la vida cargándolo solos.


Mientras me comen los gusanos o me consumo a fuego lento; algo somos mientras nos olvidan.






Balaustre:

Mi entusiasmo me recobra cuando lo descubro en tus ojos.

Pergeñar






Pergeñar







Cuando a una persona le tienes que decir lo que esperas de ella y, 
además no lo entiende. 

Hay dos tarados.







Balaustre

#microcuento

domingo, 1 de marzo de 2015

Descontando ayeres






Descontando ayeres 



Quien no merece una vida feliz
se roba una tarde.


Balaustre:
La frecuencia no se borra 

Con antifaz no se sueña







Con antifaz no se sueña



Te voy a encontrar en un asilo, 
repitiendo mis olvidos.
#microcuento



Balaustre:
Para un indeciso no amanece jamás

Marzo intenso








Marzo intenso





El primer día de mi mes preferido,
El color de marzo es azul mar, 
pero yo, 
lo vivo en rosa.


Renazco en mi mes,
para seguir muriendo.




Balaustre:
En marzo soy yo