Seguidores

Suscripciòn

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

martes, 29 de septiembre de 2015

¿Todo es interpretación o concepto?








¿Todo es interpretación o concepto?


Viviendo de prestado momentos ajenos con imaginación propia, leo textos y veo pasar imágenes en el ‘Time Line‘ de mi cuenta en ‘Twitter‘ y contradigo mentalmente un comentario.

Yo sí pienso que el erotismo es solemne porque;  en los actos solemnes a veces lo que prevalece es el silencio y el protocolo, entonces;
la diferencia entre pornografía y erotismo es la luz, me cuestiono si ¿Es el protocolo lo que establece la diferencia?









Balaustre:
¿Que es la solemnidad?


lunes, 28 de septiembre de 2015

Sin pretexto






Sin pretexto



La mujer 
no es satélite 
con estradiol para 
girar alrededor de 
un hombre, 
un hijo o 
un pretexto.


Soy lo que decido
y no necesito 
autorización o etiqueta
que  valide y apruebe 
mi razón de ser.




Balaustre:

Soy quien sale a mi encuentro en todos
los momentos de cada día, soy mi todo y
mi siempre de este tiempo que es mío y para
mi de una vida sin despilfarro en ideas que no  
me dicen nada porque son ajenas. 

domingo, 27 de septiembre de 2015

Casanare







Casanare




A unas personas se las lleva la muerte, otras fallecen en el tiempo que todo se lleva, y todos tenemos un olvido pendiente, presente o ausente por algo que no dijimos, a tiempo.


Aunque ya no pueda ser mas triste cuando el tiempo no se detenga, ni en la memoria, quiero hablar con la misma felicidad de aquella espera y la sonrisa del primer minuto, que impidió al corazón salirse, y con el suspiro que el recuerdo todavia me provoca pueda contar una historia que se diga bella, que contagie la emoción de creer que se escribió con besos, no importa que se lea como una historia perdida en los inventos, pero, que no se me olvide hablar bien de ti, como cuando te inventé.

Me recordaste que,  a sentir no se olvida, y al  amar siempre hay que aprender, solo se necesita una motivación,   fuiste mi excusa lejos y mi serenidad a tiempo. 


Y, como no se cargar ni me gusta hacerlo, dejo constancia del universo iluminado con tu sonrisa chueca cuando no era carga sino sostén, y, quiero venir a los recuerdos, cuando también me pese yo.

Como las terquedades de una luna que sigue escondiéndose de  palabras que reposan para que la idea no pase, porque  las letras no esperan. 




Postdata

Por una mirada, el mundo

sábado, 26 de septiembre de 2015

Una ventana al viento





Una ventana al viento



Regularmente no me interesa seguir conversando con quienes se mueren. 


Y, en el primero de dos casos, no hay apego ni largas charlas en vida que se puedan postergar, existen los recuerdos y aunque difuminados, sostienen  la certeza de una hija,  la conversación surgió con  la muerte.


Para reconciliarme con un pasado sin rescate e imposible corregir porque la muerte  siempre llega en presente y muy a tiempo, me dio por soñar abrazos y sentirlos, otra manera de inventar; que quizá se vuelvan ciertos al despertar, otra manera de creer.
En mí, queda sin efecto la reflexión de Ricardo Bada que leí hoy en la mañana:

"El mejor homenaje a un muerto querido es seguir platicándole como si no se hubiese muerto".


El segundo, todos los días me hace falta y, al no verlo, ni saber de él, me recuerda que la muerte es presente cuando se vuelve propia, y prefiero aceptar su partida sin engaño y colgar mi miedo de la fantasía para imaginarme dejar el mundo cuando suceda, que sucederá, tomada de la  mano de quién mientras vivió fue mi afecto mas parecido a un hermano, lo que la ilusión o la imaginación me acercó,  y,  quiero     caminar protegida con su compañía   a ese mejor lugar donde los pocos muertos que no dejamos de amar por dejar de verlos, jamás regresan.



Postdata:


Si el amor inventado en las madrugadas insomnes de hace muchos años, llega a mí y nos acompañamos mientras nos visita la muerte, quiero la certeza jurídica que hace que la muerte nos pertenezca. 

Vivirnos en vida y llorarnos muertos sin pedir prestados los restos, ni llorarnos lejos, ahogando el dolor en el deseo de  matarnos muertos por heredarnos la vergüenza que otra persona reconozca, verifique y legalmente haga propio el deceso de un amor ajeno. 


Las promesas  como los pactos se cierran con un diamante y el compromiso en la enfermedad y la muerte con una verdad legal.


*Recuérdenme que les cuente dos casos verídicos que sustentan la postdata

viernes, 25 de septiembre de 2015

Te edité





Te edité


Eres una mierda tierna
de palabra corta y
grandes silencios.


Balaustre:
Elocuencia y fantasía 

Capicúa





Capicúa


No conozco sombra más inútil 
que la propia, 
lapa hostil que acecha pero
no colabora.


Como sueño impropio 
sin esperanza que,
redunda las noches sin dormir,
en el ocio con paz y, 
en los pestañeos del alma.


Sombra hueca sin peso
ni porvenir, 
que no te dobla pero
obstaculiza con  altura de
gran dificultad;
como los rencores 
de un mal olvido donde 
los buenos recuerdos 
siempre se agrian. 


A una sombra no la vence 
ni el ahínco testarudo,
pero siempre necesitarás luz, 
el brillo de una mirada mía 
de lado y con descuido
para no apagarte antes
de tu anochecer.  



Balaustre:
Eres la atención que yo te dedico,
nunca estás, existes cuando yo quiero

Último eclipse





Último eclipse



Somos dos seres con ganas de amarnos 
Eclipsados por las dudas,
Los contratiempos y las indecisiones
Del no ceder,
Perdidos en el orgullo que
Impide ahogarnos 
En la luminosidad de los te amo; 
Porque la valentía embriaga y
fortalece;
Hace que el camino
sea el nuestro. 



Personalidades voluntariosas 
Comodinas en la superficialidad y
En la seguridad falsa y arrogante
Que dicta la soledad,
Misteriosa y mentirosa para
Manipular  las promesas de  miradas
Que sin lógica, 
Supieron creer en el sueño y
Perderse en la realidad
Del abrazo que embonó 
Con la certeza de latido mutuo
En el primer aliento. 


Balaustre:
Luna roja de una eterna noche 

jueves, 24 de septiembre de 2015

Agostado





Agostado


Un día voy a encontrar
Ese lugar donde 
Se vaya escribiendo al viento 
Cada duda que 
Hace latir doble al corazón;
Hasta que encuentre mi palabra y
Con certeza o con olvido
No vuelva a temerte.


Balaustre:
Arrastrando promesas




lunes, 21 de septiembre de 2015

Vivir en el ayer








Vivir en el ayer



El camino sin regreso de

la pérdida de memoria te

devuelve al estado salvaje

de nacer pero,

sin futuro.





Balaustre:

Espero que tu olvido te haga una persona mas fácil

sábado, 19 de septiembre de 2015

Entrelazar



Entrelazar



Con el olvido te vuelves menos prejuiciosa,
pero me fui sin ti.


Nunca busqué la aprobación, 
ni siquiera para equivocarme.



¡O sea! me dices que,
¿Para qué un sueño sea real, 
se necesita que todos lo vean y,
lo avalen para 
determinarlo verdadero?


Balaustre:
No. No te corrí. Yo me fui

viernes, 18 de septiembre de 2015

Preludio y ubicuidad







Preludio y ubicuidad




Debes pensarme 
tanto como te presiento 
porque no encuentro
explicación ni lógica
no todo tiene que ser 
nombrado y etiquetado


Yo siempre preferiré soñarte 
que recordar y revivirte;
es la mejor manera de mejorar 
la realidad de nosotros,
la invocación que nos 
manifiesta y prolonga.


Balaustre:

Eres platónico y real

lunes, 14 de septiembre de 2015

Mi esencia









Mi esencia




La titular de este blog y de la cuenta en twitter es mentirosa y ladrona, soy cuentera, mis avatares son robados y siempre huelo a ángel.



Dicen que de una espina nace un rosal y aunque, en mis herida con espinas nunca he descubierto ninguna flor, se que una mujer sin perfume no se recuerda.




Balaustre:

No tengo columna pequeña porque no me gusta la síntesis, como los buenos libros, espanto en la primer linea y cautivo a quien se quede a leer la historia



Todos los amores se inventan






Todos los amores se inventan





Al lado de un gran hombre hay una mejor mujer y, atrás de una gran mujer muchos sapos; porque en todos los tiempos los amores se han  inventado.



Una promesa refleja la actitud de una decisión y un sentimiento de un momento que, se vuelve mentira en el tiempo.



A cierta edad dejas de sentir y se vuelve atractivo pensar y contar mentiras para construir sorpresas que, a veces necesitamos para  creer que despertamos, aunque sigamos dormidos. 



Una mentira bonita siempre quiere tener dueño, y  reclamamos atención cuando el vacío es muy grande.



La mentira siempre encanta porque es un regalo, que como la hipocresía forma parte de la buena educación, parientes muy cercanas, que hacen feliz, por qué repartir culpas cuando descubres la verdad.



Por eso yo siempre aclaro, me encantan las mentiras y... 
después no quiero reclamos.



Pretender cambiar a las personas es asesinarlas, radiografía de un momento que hace alarde de una intención para ocultar lo que a veces no llegará. Y lo único que hacer ver tierno a un petulante, bruto y tonto es la magia. 



Si meditamos fríamente nos daremos cuenta que  no hay exageración, en afirmar que para querer a las personas tenemos que cerrar los ojos e imaginarlas, dibujarlas. Si las amamos con los ojos abiertos como sugiere Jorge Bucay el amor no existiría, solo seria cohabitar y convivir. 



A lo que muchos se logran integrar por comodidad y aceptan retribuir a la mano que estira y se vende a la comodidad del que mejor satisfaga el consumismo y el confort de la facturas pagadas; que no te quieran te libera del compromiso y la responsabilidad de mantener vivo el deseo, la atracción y la tolerancia que nos lleva a la consideración del detalle constante que adula y motiva al amor.



Algunos amores son de libro, otros afectos de café, y los tiempos modernos que nos regalan la posibilidad de un amor lejano en la computadora pero presente en el pensamiento, sin olvidar los de WhatsApp mas reales y constantes pero

¡Todos inventados! 





Balaustre:

Combinaciones extrañas 
Bruto y tonto 










El funeral de las copas




El funeral de las copas



Toda la noche soñé el sentido de una frase que desapareció al despertar, solo quedaron las letras en una frase sin sentido:

El funeral de las copas 


Hay unas letras que no les gustan las etiquetas ni la lógica y pasean por los sueños, solamente.


Balaustre:
Y así perdemos la magia,
intentando etiquetarla con la lógica

Asedio





Asedio


Cada segundo hace 
momentos, 
y con cada día  
cambiamos la 
edad. 


No es la vejez 
¡Es la actitud!


Balaustre:

Esqueleto de recuerdos que
a veces dejan huella

Nunca es el mismo día




Nunca es el mismo día
(Septiembre 11 de 2015 II)





Y, hasta el recuerdo de un gran días se pierde en un cajón, porque no se vive dos veces el mismo día.


Y, aunque todos los días son iguales si no los rescatas con ilusión, t
odos los días se viven sin explicación.



El mismo día, cada año se vuelve fecha con el mismo recuerdo; y, hoy como siempre se hizo tarde.





Balaustre:
Se lo robaron los años

Nunca te vi feo







Nunca te vi feo



Nunca te vi feo pero

¡lo estás!



Que feo ver bien, 

¡Que impresión!



Siempre preferiré

ver borroso y,

soñar a colores.





Balaustre:


Como novela, la intriga confunde el cuento

jueves, 10 de septiembre de 2015

Cada ilusión tiene fecha







Cada ilusión tiene fecha










Cuando las esperanzas sobran

no encuentras el gusto en orden.







Balaustre:

Los sueños no caducan

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Vamos a difamar el silencio






Vamos a difamar el silencio




Un silencio es no querer hablar, pretender explicarlo es difamarlo.



Historias muy largas para encuentros muy cortos en la historia que encontramos o la historia que escribimos, quizá solo la historia que queremos.

¿Buscar sueño o buscar que leer? si te saliste de mi libro y, ya no te encontré.

Letras de otro libro
¿Que dice la última página?



Somos pequeños dependiendo de los
 puntos suspensivos que exigen vivir, sentir, imaginar, perdurar y decidir.

¡No pasamos de las letras!



Los puntos finales son comodinos y fáciles. Solamente das la espalda.



Balaustre:
Uno cree que escuchan

Tres palabras









Tres palabras





¿Tengo antojo de hoy?
o ¿Insomnio de antojos?




Balaustre:
Buhardilla del corazón

Hueva






Hueva


Cuando las personas te generan pereza en la versiòn vulgar de la sensaciòn, la admiraciòn se esfumó.


Las sensaciones que se rehusan a la cotidianidad sin resolver, no estoy segura admita ser rescatada en la congruencia con la magia de un suspiro y la voluntad de la verdad.




Balaustre:

La vulgaridad siempre gana

Ensenada






Ensenada




La magia envuelve pero no se comparte. Siempre lo repito, a veces, a las personas hay que ayudarlas a irse, para evitar convertirlas en una persona mal amada, que se descubre en los vellos feos asomando en la nariz y unos pies sin pedicura.


El descuido y la desatención son la lealtad de la infelicidad, tantas personas caminando sin amor, pensando que no se nota, cuando irse es lo mas fácil del mundo.


El sueño se pierde y los pensamientos se encuentran. Retazos del tiempo que sobra con ilusiones que faltan.

Cuando el afecto crece, las letras tienen que volverse precisas, como libreta del tiempo, y la vida con amor de letras para anotar que, hacer el amor no es tener sexo, es sentirte amada desde que las manos se encuentran y no anotaría abrazos cualquiera, solo el último, el que todavía pueda revivirlo con acordarme, porque un abrazo cualquiera lo da, el verdadero afecto es sentirlo sin abrazar, esa ternura que aflora cuando bajamos las barreras. 



Olvidaría cuanto duró el primer beso, pero anotaría el último, el beso que sigue provocando suspiros.


Nostalgias de una tarde cualquiera en Puerto Nuevo, vino, langosta y playa. Y cada vez que llego, mejoro cada recuerdo.



Hasta el aroma de las empacadoras disfruto de Ensenada, mis mejores recuerdos de niña están en ese puerto. 


¡Y las almejas¡






Balaustre:
Y... que cada quien cargue sus misterios

¿Te quiero Como o Te quiero para?








¿Te quiero Como o Te quiero para?




¿Saber qué o saber cuando?
Prepararse, regodearnos en 
La planeación para adquirir 
Un afecto.




La soledad no duele,
Molesta extrañar, añorar y querer 
Lo que no conquistas.



Me encantan los domingos prestados,

Porque leyendo momentos ajenos,
Observas que,
Cuando el tiempo se roba todo, 
La memoria cuida la palabra.



¿Alguna letra cambiará su morada y quedará en mi?
Las letras cambian de lugar





Balaustre:

El sentido de pertenencia

Esque




Esque



Cuando la gente dice: “ESQUE” 
¡Viene la mentira!



Si me dices que estás leyendo y 
no sabes construir la síntesis, 
tampoco compartir ni señalar  el tema; 


¡Son mentiras!



Balaustre:
No leas, pero no engañes

martes, 8 de septiembre de 2015

Twitter es el mundo de Alicia








Twitter es el mundo de Alicia 










Comentando el fragmento Pérdidas del libro Maridos de Angeles Mastretta se arrastró el estradiol hasta mi conversación, yo, que siempre pensé que asomarse era un acto ocioso. 
Leer, preguntar y escuchar nos enseña a no juzgar. 


Un hombre que puede ser cualquiera, me dijo menopausica, y, aunque nunca me lo habían dicho, dos o tres gotas regulares me salvan de la condición y no porque le tema, menos porque me avergüence, ni por la edad que no alcanza a preocuparme ni es suceso suficiente que amerite esconder, me tomó por sorpresa porque simplemente no lo soy, porque el ginecólogo que no quiere ajustar la vida y prefiere alargar los ciclos que nada dicen de los principios y los finales.


Y recordé a Susana Alexander: Bendita menopausia que nos libera de andar cuidando próstatas. 


Mientras a ellos cuando los alcanza la edad o la condición, que no es cosa de números ni de tiempo tampoco, se vuelven curiosos y de chiflido, acuden a cualquier llamado.

En realidad es la segunda mitad de la vida, la mejor, donde sabemos y queremos hacer de todo momento el mejor, sin necesitar irnos para aprender a regresar. 


Mi cuenta es pública y mi vida es privada, con fragmentos que podemos compartir,  no me molesta las opiniones pero si me disgustan las imposiciones, mas cuando en treinta años observo los mismos comentarios sin variar. 


Hoy, me arroba y leo que niega trascendencia y belleza a quienes encuentran formas de vida sin el ancla de los hijos y me recomienda adoptar niños, por la cantidad de ellos que existen en el mundo con carencias de todo tipo.

¿Por qué haría yo semejante tontería? 


Sí decidí que toda la vida sería mía; y la respuesta está inmersa en la recomendación sin sentido, y sobran niños abandonados porque la condición primordial: Es desear un hijo. 


Jamás sentí el llamado de la maternidad y lo vengo explicando desde los ocho años que le confesé a mi mamá por primera vez, no tendría niños.


No sean machos, ni evidencien sus agonías, que cada quien es libre de trascender según sus sueños, y no es obligación dedicarse a procrear. 


No creo que la divinidad dependa de una maternidad, porque yo trasciendo construyendo  sueños con los ojos abierto y me realizo hasta con los ojos cerrados.


Creo en contagiar vida cuando coincido en el silencio y no necesito la palabra para a hacer un corazón latir. 


Soy divina, y punto.




Balaustre:
No hay día sin reflexión

Sin memoria no hay discreción






Sin memoria no hay discreción




Un adulto sin memoria es peor que un hijo loco, aunque haga un mundo con sus dedos.

La fortuna entra por las letras de escribir lo que pierde una mente cercana, y yo sello mi boca, a mí me sobra confianza pero a mi mamá le falta memoria. 

Las letras que todo señalan como el índice, el dedo maleducado y maldito que, 
¡Pasa hoja y señala!




Balaustre:
La muerte es gratis

El miedo del sapo










El miedo del sapo





El mundo no sería el mismo 
Si no existieran espejos que, 
Son el coro 
Del pensamiento 
Y, 
Las almohadas que 
Cuidan los sueños. 


Tener muchos espejos y,
Que nos esperen 
Por los lugares que 
Paseamos más seguido;
Iluminarnos 
Con el reflejo
Del modo.  


Las manías son 
la experiencia de la vida. 
Es el moño del regalo.




Balaustre:
Todos los amigos son enemigos en potencia

viernes, 4 de septiembre de 2015

Patafísica




Patafísica



Estoy disgustada con el sol aunque
Le temo a la oscuridad y, 
No he probado el café que enamora, 
Puede ser que se oculte en
La rareza imaginaria 
Hasta que apague la luz. 


¡Y qué!


Eso no quiere decir que,
Celebre mis inconformidades o 
Muera de felicidad con 
El canijo trastorno.





Balaustre:
Rebelde como la curiosidad

jueves, 3 de septiembre de 2015

Fibra E







Fibra E


Sería mejor si el informe del presidente 
Se compactara y diseñara 
Con 365 páginas; 
Cuartilla por día, 
De una historia de nación bien escrita 
y mejor contada.


Balaustre:
Bancarrota emocional

Mangata






Mangata



Me gusta pensar que, 

las personas nacen cuando las quiero,
aunque no sucede necesariamente cuando las conozco;
pero nunca,
descubrirlas cuando mueren
y, 
seguido me pasa lo segundo.


Balaustre:
Extemporáneo, camino sin reflejo

martes, 1 de septiembre de 2015

Cafè formal con alas




Café formal con alas



Siempre comparto lo que,
Todo el mundo sabe o
Lo que a nadie le importa y,
Sabido es,
Que no tengo corazón profundo,
Quiero muy poquito y,
A casi nadie.


Los limites no se negocian
Y nunca voy a debatir mis gustos.


Balaustre:
Un sorbo

Contar absurdos







Contar absurdos




Conté defectos,

Los propios y,

Algunos ajenos.


Imaginé elefantes y, 

Ordené ovejas

Pero,

Ninguno encontró mi sueño,

Que son mis ganas de dormir.



¡Si el sueño se quiere ir 
que se vaya! 

 

Todo lo que implique contar


Para retenerlo;


Son absurdos.






Balaustre:

Cuentera de corazón

Domingo de imaginaciòn y letras mudas








Domingo de imaginaciòn y letras mudas




El domingo es buen día para iniciar o para acabar con la imaginación, que nada dice y de nada sirve cuando la mirada es ciega, una semana muda con letras perdidas en lo viejo, mentiras cuadradas que se perdieron en las cosas sin decir. No es lo mismo amargo es mi sabor que pensamientos sin forma.







Balaustre:

Semana de cinco años

Este fue el último domingo arrastrando imaginación