Seguidores

Suscripciòn

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

lunes, 17 de septiembre de 2018

lunes, 20 de agosto de 2018

Los sueños idos



Los sueños idos

Ya no existen más los sueños idos. Ahora se sostienen en tu nombre.

Y contando 2018

Y contando 2018


Papá: dicen que hace siete años te fuiste, pero hasta que muera yo contaré que llegaste.

Te siento en cada te quiero  que pronuncio porque aprendí a no postergarlos.

P. D
Esperame con los brazos abiertos

¿Quién es el tiempo?


¿Quién es el tiempo?

¿Quién es el tiempo?
¡Para qué cuide mis afectos!

Cómo  confiar en el tiempo que  todo secuestra, desgasta y se lleva,
¡esperar el tesoro del final del  arco iris que caiga del cielo!

Es como la mezquindad de la pirinola  que toma todo y se va; del que opina 'es lo que hay';  quién se regodea en 'lo que queda';  y hasta  del mediocre que se refugia en 'lo que dure'.

Yo, yo cuido mis afectos
¡del tiempo!

lunes, 23 de julio de 2018

Un portarretrato es un pensamiento








Un portaretrato es un pensamiento



Un día  escuché __ Me quiero ir contigo__ me volví incrédula y sorprendida, mas para confirmar que no era para mi la sentencia que movida por la curiosidad.


Perpleja descubrí que me hablaba un portaretrato de madera color caoba, maltratado como la corteza de un árbol que carga al tiempo, con ayeres olvidados y amaneceres deslavados, extraño y diferente; no porque hablara  __todos llegan a hablar alguna vez__


Lo adquirí antiguo y en oferta, conmigo se volvió reliquia esperando ser habitado por quien diera vida a su majestuosidad, fantasía y proeza. Que sin hacer ruido se instalara en el 'parasiempre' que no existe; pero acudimos para alabarlo, otras tantas para justificar ausencias, errores y muertos.


Hoy ¡volvió a hablarme!


Me volví como aquella vez, ahora con certeza qué solamente podía hablarme a mi, y descubrí una sonrisa. 
Ahora comprendo que las imágenes se revelan en el alma.


Cada vez que paso junto a el me ilumina, las noches y las mañanas se revisten de algarabía, como uno que otro atardecer me guiña un ojo. 


Un portaretrato puede parecer vacío pero nunca mudo, no debe ser estático para contener el pasado, por el contrario, su nitidez es para volar a donde esté el detalle que acaricia, y el susurro de ruido sordo que construye.




P.D La espera adorna el polvo y reluce la antiguedad










jueves, 24 de mayo de 2018

Yo también


Yo también 

Un yo también; 

es pedir  un aventon 
para decir  te quiero veladamente.

martes, 15 de mayo de 2018

La intuición es un gajo





La intuición es un gajo




Dos personas que les gustan las mandarinas.

¿Estarán de moda?




No hay engaño sí el interés se llama atención.

¿Cáscara o envoltura?



Nunca lo supe pero siempre lo sentí.