Seguidores

Suscripciòn

MOMENTOS DE MAGIA Y FANTASIA; BIOGRAFIA E HISTORIA

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

domingo, 26 de abril de 2015

Tripolares







Tripolares







Unos no aprenden porque son retrasados y, otros tienen déficit de atención y no lo saben, la mayoría se cree muy inteligente.


Ya lo decía don Facundo: Cuidate porque son muchos.


Y mi amiga dice: Son pendejos o tripolares





Balaustre:
Dudar, la historia de cada día

Con un mientes se arregla todo








Con un mientes se arregla todo








El tiempo se lo roba la apariencia,
Y nosotros creemos que le robamos tiempo a la vida.



Confundir a la vejez, y engañar a los años con suplementos que amarran juventud o apariencia. Y perdemos la magia en la tontería, en el miedo y el pero, que nos acostumbra a existir. 



Concentrado o té de hierbas para tener energía adicional, y seguir creyendo que el tiempo nunca se acaba. Para seguir postergando el vivir.



Aloe para que los itis (gastritis, colitis y cistitis) no se acerquen. Se nos olvida que vivir y amar regenera, exfolia y te hace sonreír. 



Aesculus (cápsulas para la circulación) y seguir teniendo piernas sin racimos morados que imitan a la vid. Y todos sabemos, cual es el mejor remedio. El cuento y la fantasía.



¿Y para la memoria? 
No me interesa nada, olvidando se vive feliz, recuerdo lo preciso para existir, sin memoria.






Balaustre:
¡Puta que barbaro!
(Dicho de mi panino)

Apatía



Apatía



Tengo apatía y pereza de leer la noticia de hoy. ¡Todos los días pasa lo mismo!


Y, cada día se pierde con el que sigue, 
sin recuerdos,sin vergüenza ni pudor,
sin sorpresa no hay noticia.  



Todos los días
¡Por nada se hace tarde!


Balaustre: 
¿Un año menos o un año más?

Mi paraíso personal










Mi paraíso personal






El murmullo del silencio me robó el sueño.
Lluvia, café, madrugada oscura aún y,
Unos grillos roncos cantando, quedamente.


Café sordo y grillos desafinados,
No creo que mi café traiga rumor de mar.


Mi temas, mi compañía, mi vida, mi mundo particular.








Balaustre:
Que tu perro te llene de mocos es lo más sincero del mundo

Desfiguro






Desfiguro





¿Huele a café?




La taza que besé con mis pensamientos,


Lleva hermosura de suspiros,


Olor de ayer con sabor de hoy.








Balaustre:

Un  suspiro al revés es estornudo

Retruécano






Retruécano





El café, también me enfada, a veces.



La importancia, el gusto y el afecto es inventado, para dar sentido.


Si, todo es mentir, manipular, blofear, chantajear, aparentar.
El tiempo perdido de una vida hueca.


No se si tenía ganas de despertar o solo quería café y silencio.





Balaustre:
Se me olvidó el café. Se enfrió

¡Voyacreer!









¡Voyacreer!





En twitter también se pierden personas, no solo en las calles.
Yo siempre imagino que tanta persona perdida, alguna será, porque quería irse.


Porque nunca encuentran el sentido amplio de sus callejones estrechos.



Y, entre los que se arroban solos para ofenderse y quienes no arroban. 
Todo es imaginación.






Balaustre:
Querer poquito y con los ojos abiertos.

¿Domar la voluntad por costumbre?









¿Domar la voluntad por costumbre?





Yo escribo otro libro en cada libro, pero, las personas deben quedarse sin sentirlas. 


De eso se trata, de prometer la vida, que dura nada cuando todo se olvida.


Posponer es hacer eterno el momento.









Balaustre:

Para que no me inventen. Que sea cierto

Numantino






Numantino







De vez en vez,

En tardes lejanas

te recuerdo.




Y, vuelvo a buscarte,

Y ni siquiera encuentro lo que,

Creo, queda del recuerdo.




Pero me encuentro yo.





Balaustre:

Ahora si estoy en mi mirada

La edad no importa







La edad no importa





Dicen que, una mujer que comenta su edad puede decirlo todo, pero, 
¡mienten!


Decir la edad, no es imprudencia, las mujeres tenemos cosas mas interesantes que ocultar. 
Así que, la edad no es lo que importa.




La oportunidad que no aprovechamos, es vergonzoso para admitirlo.




El fracaso que no nos atrevemos a rectificar, no se escribe en voz alta.



Es muy difícil contar, un error sin perdonamos.






Balaustre:

La edad no es para ocultarla, sí lo mejor que llega con los años, es el cinismo

Marvin





Marvin
(Cuando el tiempo se cansa) 




Cada perro en nuestra vida se integra a nuestra etapa y desarrollo, su càracter mas allà de su carga génetica, se mimetiza a las manías.



Mi perra suspiraba como yo, conservarè la duda, quièn imitaba a quièn, de hecho no importa, llegó a enseñarme a compartir y fue dificil.



Cuando digo te regalo mis manías, es una historia de vida inmersa, es experiencia, complejos y añoranzas que norman.



Como los buenos afectos, nos costó tiempo, pero, lo mìo fue de ella , luchò por su libertad e independencia, no quería vivir en un espacio. Quería hacer de la casa un hogar. 



Ella no llegó a, por un espacio, llegó con su propia historia, a complementar mi vida, que fue nuestra. 



Le molestaban las puertas cerradas y a su ama, le molestan abiertas; le enseñè a abrirlas y asì, superamos siempre nuestras diferencias.



Se instaló en mi vida, en mi mundo, y en mis buenos días, en las noches completas, en el café y  el vino, en la música y en todo el silencio que ella hizo añicos cuando se adueñó de mi corazón.



Compañera de idas y venidas, cómplice de las horas, veló mi sueño y cuidó mis miedos, besó mi nariz para callar mi rechinado de dientes cada noche, y yo, descubrí que merecía la prioridad del día. 



En trece años de relación armoniosa, corroboré que la educación y el respeto hacen posible el para siempre. Y aunque se apropió de mi marciano (Marvin), jamás le presté mis almohadas. 



Su mundo fui yo, me siento en deuda, fue un acto egoísta, involuntario pero egoísta, pensé que si quería pareja lucharía por imponer su deseo, como lo hizo para conquistar cada afecto, hasta el de su abuela, que le enviaba tamales de elote para cenar.



En una ocasión mi enojé con mi mamá y durante un tiempo nos distanciamos, pero siempre preguntó y se preocupó por su nieta, mi niña adorada de cuatro patas, y mandaba decir, que se la dejara si necesitaba salir. 



Claro que no, mi niña aprendió a viajar y, cuando no era conveniente para ella, se quedaba en casa y mis vecinitos  que eran mis amigos, la querían más que a mí.



Mi amiga insistía que yo debería tener un bebé, que viendo como atendía a mi Bella sería excelente mamá, ¡qué fácil! 



Cómo si los bebés se alimentaran con un costal de croquetas cada cuatro meses y se dejaran   con vecinos.


Cuando mi amiga no me convenció de ser madre, insistió que fuera abuela de perritos, ¡Carajo! 
el caso era fastidiarnos la vida.


¿Bella quieres ser mamá?
Cuando mi comodidad está en juego arrebato la palabra y la decisiones.


Qué sabíamos nosotros de embarazarnos, decidí sobre ella, porque yo si conocía la comodidad,  la libertad de no tener hijos que arrastran y amarran como ancla en el fondo del mar.   


Pero... 


Aprendí por qué dicen que, todo lo bueno es mejor en par, no volverè a adoptar un perro sin su pareja. 


Los perros no se olvidan, tampoco se sustiuyen, viven en cada nueva ilusión.


Recordar sin dolor es dejar ir.





Balaustre:
Cualquier parecido con la realidad perruna, es coincidencia humana  

Lo que le falta a las horas







Lo que le falta a las horas





La insistencia es hostil, a veces queremos lo que perdimos por ignorar, decir nunca hay tiempo es la peor mentira. 

Me equivoqué de amor, porque yo te inventé.




Balaustre:
Tiempo es lo que siempre sobra

La historia puerca del día










La historia puerca del día








¡Que puercas son! Tomen áloe



Me voy a callar, no voy a decir nada, no huelo no huelo. 
Es mi coco, callar.




Decía mi abuelita que el mucho peerse descompone el cieso.



Tomen áloe, si ya lo tienen descompuesto, se les seguirán saliendo sus ventosidades, pero, nadie podrá decirles: 
¡Zumberas pedorras!



Y seguí bailando, como la cigarra aunque ella, todos sabemos,
¡cantaba! 
que hubiera sido imposible con olor a pedo.



Mi abuelita era de pocas palabras, no volteaba, observaba con la periferia del ojo, creo que así se llama el rabillo del ojo, o blanco del ojo como me gusta decir a mí.



Y yo, que fui la única nieta de su única hija mujer, y, de todos sus nietos la menor, siempre m corrigió:



Endereza la espalda, mentón erguido, hombros atrás, sume el estómago, no flexiones las rodillas y aprieta todo, pisa firme como si llevaras plomo en el zapato, pero vuela con la mirada. 


Así recuerdo a mi manina, en cada paso. Y quieren que camine rápido, ¡imposible! 
Primero me arroyan antes que apurar el paso.




¡Lo que se hereda no se hurta!








Balaustre:
Evocar un recuerdo bello de un pedo, es actitud

Debí subrayarte









Debí subrayarte







Cómo no subrayar, si así construyes tu tiempo en el libro.

Subrayar es amarrar el libro a tu mano.









Balaustre:

Texto que se escribe con besos, todo es importante.