Seguidores

Suscripciòn

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Mi alma


Mi alma


Este año me quedo con las ausencias que se volvieron coincidencia,  esos que al partir propiciaron encuentros que antes de ser alegría envolvieron la ilusión en un  misterio, y como los gatos sucumbir a la curiosidad que mata,  si se trata de morir, que sea sabiendo ¿no?
Ese saber que casi siempre, paga el desafío.

Siempre nos dicen que viajaremos con los puesto en ese último viaje que todos emprenderemos aunque no sepamos cuando, y,  aún así, los muertos siempre dejan algo que los vivos desean.

Soliloquios que no siempre son de letras, tampoco de un solo nombre, a veces llegan  a contrastar el egoísmo y la crítica, la ausencia y la presencia, la virtualidad contra lo físico, el 'porsiacaso' es un mimo que cuestiona la soledad y  llena los rincones, los huecos y también las esquinas con manías, ideas y pretextos, nublando la responsabilidad de apreciar y respetar la compañía. 

La facilidad de querer en linea a quién siempre está, pero nunca llega, la ausencia que no interfiere, que se vuelve perfecta porque la imaginas y se construye con las sobras de cada insomnio, pocas veces significa mucho pero, abrazas el afecto que nada exige, eso de cerrar los ojos y estirar la mano, funciona para que el corazón no se olvide de vibrar y aunque  no resulte sencillo recordar abrirlo, conformarse sigue siendo mediocre.

Abrazar con las dos manos es otra cosa,  comienzas por ignorar las voces de las almohadas, paraliza a veces de miedo y otras tantas descubres la emoción ya casi olvidada, es el cuestionamiento vívido, que invita a huir, correr, la máscara del deseo donde la rebeldía  se vuelve ofensa y disputa que  enmaraña conceptos, cuando el refugio y la cobardía cambian de nombre, inteligencia emocional, ama con los ojos abiertos,  tantas horas libro que de nada sirven cuando el examen no es de conocimiento porque  al final,  los miedos ajenos son los propios, reclamas lo que reflejas,  aquello que no quieres amar,  almas autenticas, puras y libres que se vuelven:  ¿motivación o tropiezo? 
__ Enseñanza

Cuando la apreciación no es examen,  cuando la imaginación no alcanzó y la realidad rebasa, llega la reflexión,  la vida cambió la pregunta, y solo queda echar mano de la experiencia para no convertirte en aquello que mas te dañó, de la resistencia aprendes que las guerras olvidadas son la fortaleza en las diferencias, que no aíslan, complementan,  cuando no hay explicación, hay una emoción, puedes vivirla o rechazarla pero no ignorarla y menos, envidiarla.

Escuchar tu propio discurso en otra voz, es altamente emocionante, porque no puedes dañar el final de una historia ajena con la vida que tienes miedo vivir. 

Esos pensamientos perdidos, sabes que  encontraron un monstruo, cuando hay una soledad que debate su ausencia.