Seguidores

Suscripciòn

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

miércoles, 5 de mayo de 2010

Gnomos, Duendes y Deidades

Yolanda Valenzuela
(@yovaro)

04 de Mayo, 2010


La religión es propiedad inherente a la vida, Jesús de Nazareth no fue el primero que encarnó la verdad ni tampoco será el último: Buddha, Hermes, Krishna, Quetzalcóatl encarnaron la Verdad, religión es alcanzar la Verdad, distinguiendo entre las formas y principios religiosos como fórmulas cósmicas vivientes de los distintos sistemas para enseñarlos.


La Gran Religión Cósmica Universal Infinita, asume distintas formas, según las necesidades de cada raza y de cada época, las formas religiosas se han sucedido unas tras otras a través de millones de años; necesitamos morir de instante en instante porque, el Cristo Interno es la verdad que quiere conocerse a sí misma en cada hombre, la evolución mecánica de la naturaleza existe porque al nadie llegar a la perfección se vuelve necesaria una revolución de conciencia.


El significado de la palabra «mitología». Según su derivación del griego; mythos un cuento; logos un recuento, podría significar «un recuento de cuentos», siendo en este caso los cuentos sobre el origen, carácter y funciones de los antiguos dioses, desde el origen de la humanidad, y la condición primitiva del mundo visible.


En la forma cristiana los semidioses, titanes, diosas, sílfides, cíclopes y mensajeros de los dioses fueron rebautizados con los nombres de ángeles, arcángeles serafines, potestades, virtudes, tronos; Jesús tiene los mismos atributos de Zeus, Júpiter, Apolo, Krishna, Quetzalcóatl, y como ellos, también tuvo su Inmaculada Concepción en el vientre de una Virgen, dice la mitología que nació Jesús el 25 de diciembre, fecha del nacimiento del Dios Mithra, en la aldea de Belén, aldea que por aquel tiempo no existía.


Toda religión tiene su cielo e infierno: el terrible averno romano, fue rebautizado por infierno, el Olimpo, morada de los dioses se convierte en el cielo cristiano; recordemos el cielo chino, el cielo de los germanos, escandinavos, japoneses, todo cielo religioso representa los mundos superiores estudiados por el ocultismo.


Iniciándose el cristianismo, cuando el paganismo se degeneró y murió, en los últimos tiempos del paganismo, las gentes se reían de los mitrados, los sacerdotes andaban de vagabundos por las calles, se convertían en titiriteros, pedigüeños, muchos se hacían pasar por adivinos, en las calles eran apedreados por las multitudes. Ese es el final de toda forma religiosa; cuando ya las multitudes no respetan una forma religiosa, ésta desaparece. (Samael Aun Weor)


El libro de Asín Palacios, musulmana en la Divina Comedia, en el que Asín desarrolla su tesis, importante y comentada pero también combatida en ciertos medios. Toda esa reacción contra la tesis de Asín Palacios mostraba algo que estaba oculto, pero que siempre existió, la reacción de una cultura que ha imaginado sus fundamentos, la cultura occidental, contra otra cultura que a través de los siglos se ha ido cimentando, fundamentando, desarrollando y planificando la cultura del Medio Oriente, no solo islámica, de Medio Oriente en general.


Asín Palacios sacaba a la luz el nexo que la cultura occidental tenía con la cultura islámica, y que se quería ocultar sobre la base de una mitología acerca del origen de la cultura occidental. Recordemos que los romanos fueron especialistas en mitos, y que atribuyeron la fundación de Roma a la loba y a Rómulo y Remo, lo cual fue investigado por siglos para determinar la veracidad de los mismos.


La cultura islámica bajo sus diversas formas estuvo siempre presente en el mundo mediterráneo, donde surge la obra del Dante. Actuaba y tenía nexos muy fuertes con la cultura occidental, que se encontraba en un momento cercano al Renacimiento, desplegando sus fundamentos, buscando su propia identidad.


Labor evangelizadora que impulsa en buena medida las traducciones en masa de los libros de religión y sabiduría musulmana, la inteligencia cristiana europea, aun la más militante, no se puede sustraer a la poderosa influencia intelectual del Islam, a la que se admira en más de un sentido.


Spinoza, Filósofo Holandés, de origen judío español (1632-1677) considera que el miedo y su opuesto, la esperanza, son las dos grandes pasiones que permiten comprender los problemas éticos, religiosos y políticos. Son las pasiones de la incertidumbre, afectos inminentemente inestables, que vuelven el ser inquieto e indeciso.



La esperanza es una alegría inconstante surgida de la imagen de una cosa futura o pretérita, cuya realización dudamos; el miedo es una tristeza inconstante, surgida de la imagen de una cosa dudosa y entre ellas la Fe, sensación de certeza que aleja la duda.


Spinoza desconfía de ambas: de la esperanza pueden brotar las más virulenta formas de fanatismo, impermeabilidad a la crítica, entusiasmo y agitación.


En todas las civilizaciones los individuos han practicado sus propias religiosidades, creencias y/o disciplinas delegando divinidad y castigo a deidades o demonios según cada época, raza, cultura, en la necesidad de dominar los demonios personales que habitan en cada persona que en medio de las vicisitudes diarias y problemas sin solución, desgracias que se buscan o que alcanzan como último recurso existe una plegaria a lo divino, como sea que lo conciba, aspira a la serenidad y pureza, renovando esperanza para sustentarse con levísimas motivaciones.


Mitologías existentes para todas las preferencias en todas las nacionalidades, todas ellas manifiestan en la historia el principio con su final, los hechos de la Iglesia católica que estamos presenciando en el aquí y el ahora evidencia la necesidad de ajustar y modificar los principios, hechos y mandamientos que la crearon y sustentaron en aras de darle a los individuos la oportunidad de creer que el YO puede persistir eternamente.

Me cuestiono dos cosas:


a).- ¿Como estará el infierno para que los diablitos se estén saliendo? Son numerosos los casos documentados en la historia de sacerdotes que van desde pederastas hasta sicópatas, inmiscuidos en prostitución, drogas y pornografía, exculpados por sus propios jerarcas, encontrando cómplices idóneos a los gobiernos, políticos, funcionarios, dirigentes de partidos y organizaciones diversas, presos de ambición y poder necesitando para sus fines un predicador en el pulpito para persuadir según sus intereses al pueblo ávido de milagros atribuidos a una virgen morena.


b).- Lo que todavía permanece oculto, los casos que todavía están archivados y sin justicia, cuáles serán los oscuros y maquiavélicos intereses del gobierno, sociedad y justicia para permitir que ahora se ventilen, me parece que se está mandando un mensaje: ¿será la iglesia que está midiendo hasta donde puede permanecer impune? O el mensaje será para que los altos jerarcas de la Iglesia y se pongan de acuerdo en los colores que promoverán desde el pulpito en los tiempos venideros electoralmente para mantener la mancuerna perversa con resultados conocidos.


Me preocupa que Iglesia y gobierno olviden, que los individuos estudian, se documentan, crecen, se convencen del arte de la manipulación porque la información fluye como nunca antes, esos cerebros ocupados en el fanatismo y practicas obsesivas para el perdón y tranquilidad del alma, decepcionados de los representantes de dios en la tierra podrían volverse contra ellos para aplicarles castigos barbaries, porque el sistema judicial decidió exculparlos por el interés de politiquería barata.