Seguidores

Suscripciòn

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

domingo, 8 de enero de 2012

Protocolos de la realidad

SDPnoticias.com
  
YOLANDA VALENZUELA
@yovaro
dom 8 ene 2012


Los Protocolos de los sabios de Sion es un texto con más de cien años de antigüedad, y encuentro un inmenso sentido  coincidente con la realidad.

“Es necesario no perder de vista que  la fuerza de las multitudes es ciega e insensata,  que no discurren que oyen lo mismo de un lado que del otro”.

“Debemos tomar en cuenta la cobardía, la volubilidad, la inconstancia de las multitudes, su incapacidad para comprender y valorizar en algunos casos hasta las condiciones de su vida y su bienestar.  Un ciego no puede guiar a otro sin que ambos caigan al precipicio”.

Los candidatos de cada uno de los partidos políticos no son ciegos, por el contrario tienen  la voluntad de ganar y utilizan estrategias llenas de mentiras y amor, para los necesitados de promesas y palabras bonitas que son quienes favorecen las encuestas y garantizan triunfos electorales.

“Hombres salidos del pueblo, aunque estén dotados de un genio singular, les hace falta comprender la política, y no pueden intentar con éxito dirigir a los demás sin causar la ruina de una nación”.

El párrafo anterior me recuerda a muchos políticos; hombres y mujeres improvisados que llegan y/o pretenden llegar a las Cámaras,  sin más preparación que una vulgar negociación, coalición, repartición, incluso mujeres sin más aval que un esposo poderoso.

El pueblo está contagiado del cinismo de nuestros gobernantes, también aprendieron a vender el voto y lo hacen caro.  ¿Quiénes son nuestros gobernantes? “Hombres salidos del pueblo”.

Es un círculo lleno de vicios, con un alto grado de ignorancia, un pueblo que no observa y se distrae fácilmente con mofas  del copete, dentadura y dicción de sus candidatos, pero poco cuestionan  las estrategias,  surtifugios, juegos de palabras y emulación de ideologías con que son convocados y acarreados a los mítines.

El interés y la atención para un análisis inteligente del contenido del mensaje de un candidato quedan sepultados en globos y tacos.

A las personas inteligentes se les convence y los menos afortunados son persuadidos. ¿Ustedes ya tienen candidato?


P.D. Si los protocolos no son auténticos, al menos son verídicos.    Julius Evola