Seguidores

Suscripciòn

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

miércoles, 10 de febrero de 2016

Mis entrelineas de También esto pasará




Mis entrelineas de También esto pasará

Yolanda Valenzuela
@yovaro






Yo miento siempre y ni siquiera es uno de mis peores defectos.
“Me pregunto si será el mar mi último amante”



En el libro “También esto pasará”  la autora Milena Busquets nos dice:  que yo sepa lo único que no da resaca y que disipa momentáneamente la muerte  __ también la vida __  es el sexo. Su efecto fulminante lo reduce todo a escombros. Lo contrario  de la muerte no es la vida. Es el sexo.  Y yo, discrepo. 



Conozco algunos casos de mujeres que se les atribuye una vida sexual no se sí saludable pero si activa, y he podido observar con cierto morbo y detenimiento que la jovialidad está ausente, la apariencia agotada, quizá agravada en una, por un cuadro de diabetes, ceguera quizá selectiva por aquello de  __ no sé qué tengo en los ojos que solo cabrones veo__  y la otra persona que  conozco a la que se le puede adjudicar una vida pasional sin carencias pero con  hipotiroidismo y si le preguntaran qué padece, ¡pues madanita!,  lo qué me hace cuestionar y dudar de la benevolencia del sexo para la buena salud física y mental además de retrasar el envejecimiento o bien, ser fuente de juventud que cuando menos contraste la edad con la apariencia y la actitud con una presencia que proyecte imaginación y deseo.  
Después de todo dicen que siempre amamos como nos han amado en la infancia. 



“Nunca somos tan poderosos como cuando estamos enamorados y somos correspondidos”, conseguir sexo es relativamente fácil, armonizar con alguien que motive un abrazo y prolongarlo durante toda la noche, sincronizar e intercambiar la posición conocida como cucharita y por alguna extraña razón que desconozco porque nunca me he tomado el tiempo de investigar, los varones poseen ¡es una virtud! sus pies a temperatura exquisitamente confortable, una temperatura envidiable en el invierno y también en el verano; las mujeres a las que les he preguntado y yo, tenemos los pies en todas la estaciones del año como témpanos de hielo  y soñamos más que con una noche sexosa, añoramos entrelazar los pies a quien los cobije y comparta su calor, y esa, es otra historia.  




La ropa es un sustituto del sexo, o un envoltorio para conseguirlo, tal vez, todo sea un sustituto del sexo: la comida, el dinero, el mar, el licor, el poder, y el sexo mismo, sí así lo decides.
“Lo mejor de la belleza es que suele hacer que la gente se calle y se recoja”, de todos modos la gente más elegante suele ser la que se viste para sí misma.



Yo quiero ser la hada patosa del café, de la imaginación y seguir viviendo en los detalles para mentir siempre con precisión, vivir inventándome según  el antojo y la ocasión para encontrarme solamente cuando se requiera en el cuento que invite a  la tontería,  mantenerme niña de corazón, joven en la suspicacia y que la mirada hable por mí, irradiar belleza y alegría, esa armonía que obtenemos al no sometemos ni comprometer los sueños por una pequeña muerte, que si el orgasmo es revivir, correr seis kilómetros diarios es desfallecer y descubrir la eternidad en una de las pocas adicciones que mejoran con la disciplina. 
¡Y comer chocolates es un orgasmo perenne! es la mejor alternativa que no solamente sustituye, desplaza al sexo.   



“Durante tu enfermedad y tu muerte, el móvil se convirtió en algo diabólico, el mensajero de tu sufrimiento y de tu angustia” las mamás son diabólicas con o sin teléfono inteligente, en la salud y en la enfermedad. Aún así “Algunos odios tiene más cosas buenas que el amor de la mayoría de las personas que he conocido”, la vida y el amor son un nudo, lo de más, es tensión.



Dicen que los niños nunca mienten __eso es una leyenda urbana. Los niños mienten tanto como los adultos. Para todo lo de más quitarse la edad parece que siempre funciona lo digo yo que tengo solamente amigas que cumplen años pero jamás los guardan y no hay proporción con la memoria exquisita que sin excepción acumula detalles pero nunca números.


También esto pasará de Milena Busquets nos recuerda que todo se soluciona o se olvida, por obra y gracia de otra voluntad recordamos y revivimos el afecto que nos sigue uniendo a las personas que mueren, es un lazo permanente que roza el sueño y la realidad, morir a ratos para no olvidarlos ni dejar de sentirlos aunque tengamos que integrar la muerte a los absurdos mientras encontramos la propia. 


Tenemos dos cosas esenciales: la vida y la muerte; y que todo lo que hagamos en nuestra vida nos tiene que guiar a la aceptación de la muerte.
Todo lo que existe en la vida se tiene que celebrar, incluida la muerte. 
(Te Porohau)


“Quiero una frase corta, que sirva en todas las circunstancias posibles, siempre: También esto pasará”






Balaustre:


Los únicos amores perdurables son los platónicos y los que no merecemos