Seguidores

Suscripciòn

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

miércoles, 18 de mayo de 2011

El futuro de twitter

YOLANDA VALENZUELA

@yovaro
2011-05-18






Somos aves de alas extendidas compartiendo  el vuelo y comunicándonos en el universo con un gorjeo. "Twitter" (pìar ò gorjear)  "twitter bird", pájaro ò  ave que pía y gorjea.


Es la magia de la fantasía  virtual hecha realidad, convives con Mike mouse, Einstein, naranjas mecánicas, Homero Simpson, Blanca nieves, Popeye,  Neruda, brujas, hadas, nereidas, ondinas y princesas, personajes reales con egos  y petulancias algunas veces, dobles y triples personalidades sin excluir los polifacéticos, la diversidad ayuda para hacer  de la mayoría  contactos inteligentes que imponen la razón con sencillez, desde algún punto del planeta que nos hace coincidir en la intención de: compartir y comunicar.
La opción de los buenos espacios depende siempre de la intención y la voluntad  de cada uno de los integrantes, todo lugar físico y/o virtual admite ser modificado  y hacerlo diferente con la participación de los interesados comprometidos por un planeta digno de vivir,   el carácter conformado: inteligencia, educación y buenos modos, quienes poseen dichas características  son viajadores cibernéticos naturales capaces de  fracturar las distancias.


En referencia a las diferentes redes  y portales sociales he leído: "Tanta información nos hace más cínicos", no coincido porque la disposición  al cinismo no lo genera la información y tampoco creo que tenga relación directa con los adelantos tecnológicos, digitales y virtuales, pienso que los cínicos están presentes en  lugares insospechados y sin exclusividad de áreas, además de suponer que ya debemos saber identificarlos y la decisión de excluirlos o aprender a tratarlos es personal.


¿Qué está pasando? ò ¿Qué estas pensando? No hay diferencia, finalmente podemos establecer que lo que le pasa a muchos y lo que siente una persona es igualmente importante digno de ser leído con interés  por la valentía para aceptar dos situaciones difíciles: a) Compartir  b) Manifestar la necesidad de atención que tenemos todos los seres humanos.

Twitter no sólo sirve para ver qué está haciendo otra persona, sino qué piensa, qué ve, qué siente, qué vende, qué compra, en qué trabaja, cómo trabaja, con qué se divierte, qué ama, qué odia, qué y cómo vive, pero sobre todo, cómo se relaciona conmigo, el punto compartido por los diferentes  pilares de Internet queda claro; muchos crean contenido, pero millones lo buscan y consumen.

La idea de twitter se sustenta como  servicio simple y  trascendental, idea por madurar para que pueda ser adoptada por el público general como partícipe activo, la base de usuarios de Twitter es amplia y valiosa, pero no es más que una gran masa de EARLY ADOPTERS (primeros en adoptar ò tendencias)  término que proviene de Everett M. Rogers "Difusión de Innovaciones"; quizás ahí esté el valor real detrás de Twitter: Sus usuarios, pocos pero justos, creadores de contenido.

La relevancia del futuro radica en los usuarios que adopten a Twitter como herramienta eficaz e  indispensable para potenciar, desarrollar y destacar la función y posición que ocupan en el universo.

http://www.readwriteweb.es/socialmedia/30-predicciones-futuro-para-twitter/

Se reduce el periodismo de largo aliento y se impone la noticia de tipo circo romano; la diferencia radica en verificar y  decantar la información que recibimos: Temas,  referencias, indicativos, noticias y  no olvidar que: No todo está en los portales de internet, a pesar de estar satisfechos con la opción de existir con la mirada siempre  en una pantalla, conviene recordar que: Solamente levantando la vista  podremos apreciar unos ojos observándonos para vivir la coincidencia.


Tengo cansados los ojos de tanto hablar.  Anton Chèjov