Seguidores

Suscripciòn

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

sábado, 2 de abril de 2011

Día Internacional del libro infantil


YOLANDA VALENZUELA
@yovaro


La fantasía y la realidad  no son opuestos,  la distancia que las separa es tu decisión, la  motivación, empeño y energías que dediques en atraer tus percepciones al mundo real, son las herramientas para construir y sembrar  sueños  porque son semillas que germinan  en conciencias emocionalmente saludables,  aunque  la edad no existe la mejor etapa para desarrollar hábitos y actitudes sanas  es la infancia, siempre es tiempo   para construir una sociedad sin vicios, si no pudimos heredarles a la infancia actual el entorno perfecto para ello,  desarrollemos la estrategia adecuada en el sistema educativo para transmitirles el amor a los libros y no perder el cuento como medio para lograrlo y regalarles un mejor mañana,  una sociedad sin fronteras, discriminación, violencia,  sin diferencias de género porque todos somos seres humanos,  con diversidad de capacidades y aptitudes para desarrollar,  soluciones e ideas proactivas a las limitaciones y retos  que seguramente determinarán la altitud que nosotros no logramos  por la pereza y la comodidad que encontramos en delegar responsabilidades y obligaciones, en una sociedad destruida diariamente por la crítica destructiva, sin: compromiso,  aporte de soluciones y/o   avaricia de poder,  conciencias  sembradas con vicios sociales que  germinaron, floreciendo  imposición.

Nos urge volver a los básicos en todos los aspectos y resucitar  “El principito”, “Corazón: diario de un niño”, “Blanca nieves”,  “Caperucita roja”,” El Ruiseñor y la Rosa”,  “Simbat el Marino”, “Pulgarcito” y aunque Pinocchio  fue un mentiroso también hay aprendizaje  al recordarlo cuando la intención de engañar nos tiente,  sin olvidar a Geppetto ancianito bueno y cariñoso para recordarlo e imitarlo  conforme los años lleguen.

Las personas y los personajes reales o ficticios es la posibilidad de la magia, del enigma, el paraíso de expresar  lo que ya no tiene espacio para el silencio, renovar, vaciar, desocupar organizar no importa el termino cuando la necesidad e  ilusión permiten la espera de una nueva realidad.

"Sin dejar huella el pato se desliza por el agua... Sin embargo, nunca olvida su camino." Dogen