Seguidores

Suscripciòn

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

viernes, 1 de abril de 2011

No Tengo Quien llore por mi …. soy un perro de la calle

YOLANDA VALENZUELA


No he nacido para deambular en las calles polvorientas, desolado  con el hambre que tortura y sed que me atormenta, soportando el frío invernal que me traspasa en las noches soñolientas.

He sufrido con mis hierras entre abiertas, con el sol que centellea en las calles atascadas de ciudades aceradas,  existo desde tiempos inmemoriales, pero no viviré en vano, existo y velaré por tus sueños e ilusiones,  entregándote una mirada solitaria cuando tus amistades humanas te traicionen en el caminar por tu vida, cuando algunos se vayan,  encontrarme con certeza  mitigara el deseo  de no volver a  confiar y sanaré la herida para que no se infecte de la desconfianza que aísla, agriando  la alegría y espontaneidad de tu ser.

Soy perdón para el hombre bruto que descarga sus frustraciones, pegándome en su amargura porque sabe que su presencia ha sido en vano,  me reconforta ser el paragolpes,  siento que se los evité a un ser cercano.

Estoy  para vigilarte tus castillos construidos en el aire, darte compañía cuando la desilusión y soledad te invadan, sigiloso y dedicado cuidaré tus pertenencias, el hogar y tu corazón, dónde los grillos cantan como si fuera una eterna primavera, esperaré tú llegada bajo el umbral  para recibirte,  entendiendo el hastío y cansancio de la amargura cotidiana.

Soy tu fiel amigo y compañero, existo para abrazarte el alma cuando la ausencia de los amigos de por vida se  hayan ido para siempre, llenaré horas vacías e inventaré ilusiones cuando te hagan falta, te daré mi mano y cuando huela tu tristeza e intuya tus lágrimas  moveré la cola hasta alejar tus preocupaciones y provocarte una sonrisa.
 Me pesa el abandono,   ni las pulgas me quieren,  soy el amigo que nadie necesitó, piensan en sacrificarme como única alternativa, porque no tiene capacidad de encontrar soluciones y no saben amar y me preocupa: harán lo mismo con los seres humanos que los rodean.

Si jamás me aliviarán la vida, es mejor morir en paz, aunque no me haya llegado mi hora; lo único que necesitaba  de ti: que  fueras  humano y comprendieras que no merezco vivir sin hogar, porque tú me hiciste dependiente de ti……..  Aunque hoy  me quieras matar.


El perro es el mejor amigo del hombre porque mueve más la cola que la lengua.