Seguidores

Suscripciòn

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

viernes, 9 de diciembre de 2011

¿Cual es el verdadero rostro de la mentira?

SDPnoticias.com
  
YOLANDA VALENZUELA
@yovaro
vie 9 dic 2011


¿Cuál es el verdadero rostro de la mentira? ¿Una mentira en silencio? La verdad no dicha sería entonces una omisión ¿verdad?,  la pregunta es compleja y con diversidad de variantes, sin embargo Diciembre es un mes que concuerda con la interrogante, provoca realizar balances, cuestionamientos, es un  mes que resulta retrospectivo como futurista en sí mismo.

El rostro de la mentira en ocasiones presenta cara de mujer, se  maquilla con angelical sonrisa, amabilidad extrema, solícita en su máxima expresión, capacidad de comprensión absoluta para quién la necesite, incapaz de criticar mucho menos juzgar, la intromisión no la practica, el respeto es su lema, la sinceridad su prioridad,  la indiscreción la sonroja y la perseverancia su mejor herramienta.

Hipocresía es su nombre, por apellido mentira y un sobrenombre que la identifica: envidia. Se  manifiesta de diversas maneras, se posesiona de los principios y valores morales, que todos los humanos deseamos e intentamos practicar, hacer amistad con personas que coincidan en dichos conceptos.

Los valores y principios los tritura con insidia,  intriga y  omisión de la verdad, tergiversando es experta,  el sufrimiento su mejor arma para convencer al mundo con su  máscara de abnegación, no conoce los límites y ve su egoísmo coronado en el antojo de manipular, disfrutar y dejar asomar en su rostro una sonrisa con la desgracia ajena.

Es un espécimen abominable, que siempre llega sin ser invitado, con atuendo de buena persona, excelente ser humano, maravillosa amiga (o), representando dignamente su máscara, por lo cual no resulta fácil identificarla.

He podido darme cuenta, que en ocasiones va acompañada de dolor, tristeza, desengaño y otros acompañantes solidarios como la traición y la hipocresía. 

Aún así ningún sentimiento negativo tiene importancia y jamás podrá dañarnos si llenamos de amor y esperanza el corazón; el amor revierte la mala voluntad y la esperanza da fuerzas para rodearnos de personas íntegras, con las cuales podamos comunicarnos  en el idioma del amor cariño y respeto.



P.D La Navidad llega envuelta en dudas.