Seguidores

Suscripciòn

MOMENTOS DE MAGIA Y FANTASIA; BIOGRAFIA E HISTORIA

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

domingo, 27 de marzo de 2011

Ni medio voto para mujeres incongruentes

Ni medio voto para mujeres incongruentes
YOLANDA VALENZUELA
@yovaro
2011-03-27
Nunca serán suficientes veces repetir, recalcar y puntualizar la incongruencia de las mujeres en política que solo les interesa el voto para después deberse a los estatutos y lineamientos de sus partidos políticos, traicionando su esencia doblemente. Argumentan su no posicionamiento a los temas álgidos: En lo personal respetan el sentir ciudadano pero como militantes se deben a la farsa del partido que representan y pregunto: ¿Con que autoridad y libertad formulan promesas de campaña? ¿Cual posición representan al pedir el voto? ¿Ciudadana, militante ò persona? Debemos puntualizarlo tantas veces como sea necesario para que permanezca en la memoria colectiva; mujeres como Beatriz Paredes y Josefina Vázquez Mota por citar algunas entre muchas dirigentes, diputadas y senadoras que no apoyaron la despenalización del aborto y ahora les interesa acercarse a las mujeres fingiendo solidaridad, empatía e interés por las féminas, interesadas en las contiendas próximas electorales. Son entes contradictorios e incongruentes, encerrados en cuerpos de mujeres todavía temerosas y sin voz propia, sustituyeron la sumisión de antaño para someterse e institucionalizarse a los intereses de partidos y grupos, cediendo en la manipulación la capacidad de liderazgo que ostentan. Manifestar nuestro rechazo y el castigo en la urna, negándoles el voto es la mejor retribución a sus contradicciones y burlas de la cual somos objeto la ciudadanía en épocas electorales. Es necesario que los electores demostremos interés y compromiso, dándole seguimiento a la carrera legislativa y personajes interesados en política, tener en mente el recuento de su bueno y malo, porque realmente merecemos representantes en el sentido estricto, la responsabilidad de su buena formación en gran medida la tenemos los ciudadanos, hay que educarlos y, resaltando estrictamente la técnica: hasta las mascotas atienden con éxito el método de enseñanza con motivación: “premios y castigos”. Perder en las urnas es el mejor castigo para un político. El discurso de los políticos primordialmente debe incluir en su estructura la coincidencia de las palabras con antecedentes, avalando su agenda de trabajo con los hechos.

Si la escritura es honesta no puede ir separada del hombre que la ha escrito. Tennessee Williams