Seguidores

Suscripciòn

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

domingo, 1 de agosto de 2010

MIOPIA DE MUJER TORPE

Yolanda Valenzuela
(@yovaro)

01 de August, 2010 

La marca de cosméticos Estadounidense MAC, de Estée Lauder, eliminó una campaña publicitaria de fotografías de mujeres fantasmagóricas y noctámbulas inspiradas en las muertas de Juárez que incluía nombres de productos como Sonámbula, Fábrica, Pueblo Fantasma y Pueblo Fronterizo, que será modificada.

Directores de la firma en México y Latinoamérica se comprometieron con la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, difundir campaña Internacional sobre el tema, así mismo las ganancias que obtenga MAC-Rodarte con su nueva línea de cosméticos serán destinados para una organización de la sociedad civil con amplia trayectoria en el tema de Ciudad Juárez.

Los directivos de las empresas firmaron el acuerdo donde Mac: Se disculpe por su campaña con todas las mujeres, especialmente las de México y Ciudad Juárez, acordado en la Secretaría de Relaciones Exteriores, en virtud de la visión desvirtuada, reducida y crítica de comisionados, directores y presidentes de consejo, calificando el concepto de tétrico y ofensivo.

El nivel socio económico en México excluye un sector amplio de mujeres con posibilidades de adquirir un maquillaje de M.A.C con un costo en México equivalente a 40 y 50 dólares por presentación dependiendo de sus diferentes líneas, con precios accesibles tenemos las marcas que se promueven a domicilio con catalogo, sin excluir la posibilidad de comprar defendiendo la economía extrema dejando de lado la calidad, los productos importados de china que se adquieren a peso el puño.

Notablemente por debajo de las marcas reconocidas mundiales, líderes en máxima calidad y resultados inmediatos comprobables, MAC, de Estée Lauder es una marca dispuesta a la caridad, uniéndose y promoviendo mundialmente programas enfocados en ayuda para la mujer, responsables directas de mantener vigente la marca, promovida por tiendas departamentales de renombre.

Por lógica elemental y deductiva, para donar ganancias, fondos, peculio a una causa de extrema injusticia, insuficiencia instalada en la necesidad, desgracia y desprotección, sin mayores explicaciones debemos aceptar el implícito objetivo de llevar a cabo campaña publicitaria agresiva, para instalarse en las prioridades, gustos y posibilidades de las consumidoras, incluyendo las dependientes del maquillaje para cubrir y/o disimular la miopía, motivo por el que me parece juzgan humillante recibir ayuda y solidaridad, aprender a recibirla con decoro y corresponsabilidad es obligación, concediendo intrascendencia por interés, a los detalles que nos recuerdan lo lejos que estamos de vivir en una nación sin muertes que den nombre a un superficial barniz para uñas.

Evidentemente la mayoría de mentes mexicanas esperan con ansias desmedidas la oportunidad de manifestar la exorbitante ignorancia que nos rebasa en todos los temas, reuniéndose con representantes de la marca para manifestar inconformismo, limosnear con garrote, se puede ser carroñero pero que nadie se entere, es la subcultura de la no transformación, vergüenza e indignación sin atender, escondiendo miserias no demostramos deseos de excelencia, superación e inteligencia para cambiar la realidad tétrica y sangrienta que vive el país, las mujeres muertas de Juárez no disfrutaban en un lecho de rosas, tampoco en un castillo luciendo maquillajes fantásticos de felicidad e irradiando vida resuelta, proyectando personalidad, placer y comodidad, todo lo contrario, vivían y coexisten en una realidad devastadora de violencia e inequidad, como lo indica el concepto utilizado en la campaña de la marca, las modelos evocaron en pasarela aspecto lúgubre y sombrío, escalofriantemente congruente con la problemática que vive en la estadística olvidada en un archivo de las dependencias indignadas.

Con la mercadotecnia y publicidad de compañías extranjeras se cumpliría el propósito de atraer la atención internacional, con la debida puntualización de los temas incómodos no resueltos en décadas por falta de voluntad o por falta de intelecto, es más que obvio que necesitamos cerebros expertos importados para atender el tema que irreverentemente colocamos en la última persona del plural e invadimos con quejas, orgullos y arrogancias, sin ser capaces de llevarles una mínima esperanza de la vida desahogada que si existe.

El orgullo, la satisfacción denota calidad y excelencia para metas propuestas alcanzadas con resultados altamente satisfactorios en el plan de trabajo de un Estado, resultando improcedente la actitud en nuestro país, cuyos representantes, dirigentes y funcionarios alardean mediocridad, desarrollando ambición y avaricia para convivir y sobrevivir con los grupos que manipulan la política financiera desde lo alto de la pirámide social y económica en gustos pretensiones y status, los encargados de la vida pública en el país, llegan, no hacen nada y se retiran, ocupando el tiempo en igualar el comportamiento glamouroso de sus mentores.

Es fácil ser mujer y ex funcionaria de primer nivel con solvencia económica que permite estrenar imagen facial mejorada c/ cirugía, botox, láser ò polímeros, para la participación semanal en noticiario diario de la tarde con titular de renombre, utilizando movimientos feministas para la autopromoción de intereses egoístas y personales, desdeñando ayudas internacionales, olvidando que: "un fin noble justifica los medios" ò "nunca es tarde el bien cuando llega"

Lo difícil es homogenizar solvencia, bienestar, comodidades con criterio e inteligencia, prestancia y diligencia para agendar temas pendientes femeninos urgentes, con el compromiso del seguimiento veraz hasta su esclarecimiento y erradicación.

No vivir como las muertas de Juárez, es tener una deuda con el universo de ayudar al desprotegido desde el privilegio.

Leí una frase (El País, de C. Serra) nunca tan oportuna y precisa para describirnos, dejando de manifiesto la preferencia de sobresalir, obstruyendo, excluyendo, denostando con desdén y condicionando la participación de una mano amiga con actitud y voluntad para complementar estrategia y posibilidad; los siglos pasarán sobre el epitafio de la mujer:


LAS MUJERES VOLAMOS PERO NO DESPEGAMOS.