Seguidores

Suscripciòn

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

jueves, 21 de octubre de 2010

Beatriz Paredes Rangel

Se dice, se comenta se rumora, ignoro si con posibilidades reales, se ve a la diputada Beatriz Paredes para contender. Que con Enrique Peña Nieto candidato presidencial y ella a la jefatura del gobierno del Distrito Federal, el PRI tiene posibilidades reales de ganar el DF. Le encuentro sentido lógico porque muy a pesar de su interés, posibilidades para la presidencia de la República no tiene, difícilmente su habilidad se iguala a la experiencia del senador Manlio Fabio Beltrones y el padrino político de Peña Nieto, sin que ello quiera decir que se retirará con las manos vacías. ¡Jamás!, antes bien jugará perfectamente su capital político con todo lo que implica como dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional, maquinaria política que moverá. ¿A favor de quien? ¿A cambio de qué?


Su doble personalidad le facilita traicionar a las mujeres y moverse maquiavélicamente como macho, transgrediendo la esencia de ambos géneros, basta observar en hechos recientes, indefinición total en tema de agenda legislativa: Despenalización del aborto donde jamás dio la cara menos su posición, apareciendo en los medios de comunicación cuarenta días después, falsamente argumentando que como mujer apoyaba la libertad de las mujeres para decidir por su cuerpo, nunca tan alejada de una convicción que en los hechos demostró no entender.


No apoya a las mujeres. En el Estado de Sonora la dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional espera convocatoria parar renovar dirigencia desde 2009. La espera obedece como siempre a concertaciones mezquinas, existen dos contendientes para la dirigencia estatal: Ambos con trayectoria y trabajo de partido, con origen y plataforma de lanzamiento que hace la diferencia.

Claudia Artemisa Pavlovich Arellano, mujer joven y valiente, preparada e inteligente, logra lo que se propone, escucha y ayuda a la gente, garantía de trabajo, sabría o encontraría cómo fortalecer la unidad, lo más importante, su compromiso con relevancia sin igual y sin precedente en cuarenta años: ORGANIZACIÓN POLÍTICA DE VANGUARDIA, SÓLIDA, MODERNA Y PROPOSITIVA, motivo suficiente para regalarle un voto de confianza, deseando que logre hacer limpieza al armario.


Julián Luzanilla, emergió de la CNC y es amigo de Beatriz Paredes.


Imagino duelo de titanes: Julián Luzanilla cuenta con la venia de su amiga Beatriz, se me antoja pensar que la Sra. Claudia Pavlovich podría contar con el apoyo del senador Beltrones, con naturalezas impredecibles cualquier pronóstico denostará aventura y atrevimiento.

En virtud y para efectos de incongruencia en los temas señalados, cabe puntualizar la astucia e inteligencia que manifestó Beatriz Paredes, ostentando cargos como: líder de la Confederación Nacional Campesina, gobernador del Estado de Tlaxcala, subsecretario de la Reforma Agraria, lo cual indica que pudo y puede influir en: dirigencias estatales del partido que dirige como en todos los congresos locales de los Estados donde el PRI tiene mayoría, decidiendo perderse en el silencio, justificando estupidez en no tener injerencia, tampoco podía influir, menos manipular las decisiones del Estado.

Me parece una burla y total afrenta para las mujeres con esencia y convicción de género, si dejamos que la dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional contienda para cualquier puesto de elección popular, un peligro inminente para el Distrito Federal que como nunca, legisló y gobernó vanguardistamente en todos los temas de primer orden en la actual administración y legislatura.

La mejor manera que yo considero de denostar a un personaje de la vida política es negándole el voto en las urnas, lo único que altera su capacidad de reacción, es el interés mórbido del voto que les permite traficar los mas ruines intereses en negociaciones que se llevan a cabo en lo oscurito negociando y sacrificando ideales, convicciones que no le pertenecen, sencillamente porque las batallas no se ganan, tampoco se definen con una máscara que juega en la media cancha.

Las mujeres merecemos y exigimos ser representadas por congéneres que posicionen y comprometan su sentir, Ideología, inteligencia, intelecto, carácter, capacidad como el sexto sentido que en ocasiones nos caracteriza con intuición y certidumbre, sin más compromiso e interés que honrar el ser que valida las convicciones.


"Si la campana no repica es porque no tiene badajo." Juan Rulfo.