Seguidores

Suscripciòn

EDITORIALES

Anudar el hallazgo


La historia del día en la palabra de hoy:


La palabra de ayer, la perdida, la del miedo, la excusa
La del mañana, con incógnita, magia e incertidumbre
Y una sola palabra con intensidad, anudar y vivir el hoy.


Siempre ahora.








(Iniciamos 366 historias)
08 de enero 2015

lunes, 10 de octubre de 2011

Colonialidad del poder y manipulaciòn de masas

SDPnoticias.com


YOLANDA VALENZUELA
@yovaro
2011-10-10


Colonialidad del poder es un concepto de uno de los elementos fundamentales del actual patrón de poder, la clasificación social básica y universal de la población, la idea y  clasificación social en ella fundada, fueron originadas hace 500 años junto con América, Europa y el capitalismo. Son la más profunda y perdurable expresión de la dominación colonial y fueron impuestas sobre toda la población en el curso de la expansión del colonialismo europeo. (Aníbal Quijano)


En el actual patrón mundial de poder impregnan todas y cada una de las áreas de existencia social y constituyen la más profunda y eficaz forma de dominación social, material  y son la base universal de dominación política dentro del  patrón de poder.


Con la tecnología actual ya no sólo se reproduce, se combina o se usan imágenes y sonidos ya presentes en la naturaleza  o en la realidad, sino que se produce, manipula y difunde nuevos elementos visuales y sonoros,  imágenes producidas con  nuevos elementos que en su conjunto constituyen  un mundo virtual,  que de muchos modos se superpone  desplazando y sustituyendo al mundo real, hasta el punto de que en numerosas y diversas áreas no es tarea fácil distinguir entre ambos, con todo lo que  significa para la cuestión de la percepción, del conocimiento y del modo de producir conocimiento.


La sociedad virtual es una idea que prolonga esa imagen y propone que las relaciones sociales ocurren, cada vez más, precisamente dentro de la realidad virtual y de algún modo tienen esa consistencia.


El debate no logra esquivar siempre la tendencia de mistificación. De hecho, en el lenguaje mediático el término globalización ha pasado a ser virtualmente sinónimo de una   sistémica maquinaria impersonal,  existe y se desarrolla de modo independiente de las decisiones humanas, de  cierto modo natural, en  sentido inevitable,  que abarca y explica todas las acciones humanas de hoy.


El conflicto social en la ampliación de la igualdad social, libertad individual y  la solidaridad social, se contrapone y opera  con manipulación de masas,  neurolingüística y la rapidez  virtual para propagar información y conocimiento.


El mundo con éste término implica la existencia social humana articulada,  sea o no globalizado, no puede entenderse por fuera del hecho de que es un  patrón de poder lo que  otorga el carácter de mundo, sin cuya condición, cualquier idea de globalización sería simplemente inútil.


La descolonización es el piso necesario de toda revolución social profunda, la ciudadanización, la democratización y nacionalización no pueden ser reales, con  dominio y  control sobre las personas y  pueblos, llevándose a cabo mediante técnicas de manipulación.


La fuerza y la violencia son requisitos de toda dominación, pero en la sociedad moderna no son ejercidas de manera explícita y directa, por lo menos no de modo continuo, son encubiertas por estructuras institucionalizadas de autoridad colectiva o pública y legitimada por ideologías constitutivas de las relaciones intersubjetivas entre los sectores de interés e identidad de la población.


“La manipulación y la utilización sectaria de la información deforman la opinión pública y anulan la capacidad del ciudadano para decidir libre y responsablemente. Si la información y la propaganda resultan armas de gran eficacia en manos de regímenes totalitarios, no dejan de serlo en los sistemas democráticos; y quien domina la información, domina en cierta forma la cultura, la ideología y, por tanto, controla también en gran medida a la sociedad” (Noam Chomsky)


En época electoral es un buen momento para comprender y no olvidar ambos conceptos, además una buena manera  de evitar estar distraídos para no permitir ser persuadidos  con imágenes y mensajes sin contenido real, estar alertas y convencidos al elegir a  nuestros gobernantes.






P.D.  Construir la realidad a través de la  cotidianeidad para reflexionar, analizar y reformar nuestra circunstancia.  Paulo Freire